La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Mundo

OIM y ONU Medioambiente trabajarán para reforzar protección a la migración

Guatemala es el punto de origen de miles de migrantes que cada año salen del país para buscar una nueva vida en México y Estados Unidos

Según estimaciones de la OIM, a nivel global existen 19 millones de personas desplazadas debido a desastres.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la ONU Medioambiente acordaron hoy trabajar de manera conjunta para abordar la estrecha relación entre la movilidad humana, el cambio climático y el medioambiente en Guatemala.

Es por ello que ambas instituciones, durante un diálogo para conmemorar el Día Internacional de las Personas Migrantes, anunciaron que en 2019 ejecutarán un proyecto en el país centroamericano para mejorar la integración de la protección ambiental en la respuesta humanitaria a los flujos migratorios, que se prevé que aumenten en las próximas décadas por el cambio climático.

Guatemala es el punto de origen de miles de migrantes que cada año salen del país para buscar una nueva vida en México y Estados Unidos, y a la vez es un lugar de tránsito de otros de Centroamérica o Suramérica, por lo que este proyecto ayudará a "fortalecer las capacidades nacionales para atender a estos fenómenos".

"La migración ha enriquecido a los países de la región a lo largo de las décadas. Hay que gestionarla de forma adecuada para evitar sus impactos ambientales, que pueden exacerbarse cuando el paso de los migrantes se obstaculiza o cuando es necesario desplegar una respuesta humanitaria para atender las necesidades básicas", dijo el coordinador regional de Desastres y Conflictos de ONU Ambiente en América Latina y El Caribe, Dan Stothart.

Por su parte, el jefe de misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras, Jorge Peraza, aseguró que los factores ambientales han sido "determinantes" para la migración puesto que las personas se desplazan hacia otras comunidades o salen de sus países para sobrevivir a los desastres naturales.

"La migración puede constituir una estrategia de supervivencia, especialmente en casos de desastres naturales o de adaptación. Bien manejada, permite que las personas gestionen los riesgos, diversifiquen los medios de sustento y afronten los cambios ambientales que inciden en su forma de vida", proclamó.

Según estimaciones de la OIM, a nivel global existen 19 millones de personas desplazadas debido a desastres y el caso más reciente en Guatemala es la erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio, que causó casi 200 muertos, 1,7 millones de afectados y el desplazamiento forzado de unas 12,000 personas.