La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Gaboneses sofocan intentona golpista

Las alarmas saltaron en este pequeño país petrolero de la costa oeste de África Central, que dirige la familia Bongo desde hace más de cinco décadas

Gaboneses sofocan intentona golpista

El Gobierno de Gabón sofocó ayer un aparente intento de golpe de Estado que buscaba derrocar al presidente, Ali Bongo Ondimba, y detuvo a los militares sublevados, en una operación en la que también fallecieron dos soldados rebeldes.

Las alarmas saltaron en este pequeño país petrolero de la costa oeste de África Central, que dirige la familia Bongo desde hace más de cinco décadas, a primera hora de la mañana, cuando un grupo de militares sublevados se amotinó en la radio estatal en la capital, Libreville, con el propósito de ‘salvar la democracia'.

Unas tres horas y media después, en las que la confusión se apoderó del país y se cortó la conexión de internet, el Gobierno informó de que los insurgentes habían sido detenidos y la situación estaba ‘bajo control'.

Más tarde, el supuesto líder de la intentona golpista, el teniente Kelly Ondo Obiang, fue arrestado en una operación en la que dos soldados rebeldes fueron abatidos por gendarmes.

‘El teniente Kelly Ondo Obiang ha sido detenido en un vecindario próximo a la emisora de radio mientras intentaba huir', en un operativo para desalojar a los sublevados de la radio estatal que tomaron por la mañana, confirmaron a Efe fuentes militares y próximas a la presidencia del país africano.

El Ministerio de Información gabonés aseguró a los medios que tres insurgentes, entre ellos Obiang, se encuentran detenidos a disposición de la Fiscalía.

El anuncio de la intentona golpista, liderado por Obiang, que se identificó como comandante adjunto de la Guardia Republicana y presidente del Movimiento de la Juventud Patriótica de las Fuerzas de Defensa y Defensa de Gabón, se produjo esta mañana alrededor de las 06:30 hora local (05:30 GMT).

‘Es hora de tomar el destino en nuestras manos, ha llegado la hora del día tan esperado. El día en que el Ejército ha decidido ponerse del lado de su pueblo para salvar a Gabón del caos', declaró Obiang, acompañado por dos militares armados con fusiles de asalto, según un vídeo de la alocución difundido en las redes sociales.

Mientras el teniente leía ese discurso, medios locales indicaron que se escucharon disparos en la capital del país, donde circulaban vehículos militares, e incluso que algunos viandantes celebraron con vítores este intento de tomar el poder por la fuerza.

La intentona golpista ocurrió una semana después de que Ali Bongo Ondimba, de 59 años, se dirigiera a la nación el 31 de diciembre desde Rabat, donde se recupera de una enfermedad que le ha mantenido alejado de la presidencia desde el pasado octubre.

El discurso de Año Nuevo del mandatario, según el líder militar sublevado, ‘reforzó las dudas' sobre la capacidad de Ali Bongo para continuar en el poder ‘al escenificar a un paciente sin muchas de sus facultades físicas y mentales'.

Fuentes de la Embajada de Gabón en Marruecos confirmaron a Efe que Bongo ha seguido desde Rabat —donde continúa su proceso de recuperación— la sucesión de estos acontecimientos, pero no confirmaron si el jefe de Estado se pronunciará al respecto.