Panamá,25º

10 de Dec de 2019

Mundo

Fiscal especial de la ‘trama rusa' reitera que su informe no exonera a Trump

En una esperada comparecencia ante el Congreso, el exfiscal para la ‘trama rusa', Robert Mueller, sostuvo que el presidente podría ser juzgado tras dejar el cargo

El exfiscal especial para la ‘trama rusa', Robert Mueller, afirmó este miércoles que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha sido exonerado de los supuestos delitos en los que pudo haber incurrido durante su administración, dejando abierta la posibilidad para que sea juzgado una vez abandone su cargo.

En una comparecencia doble, primero delante del Comité Judicial del Congreso y luego ante el de Inteligencia, Mueller respondió con un tajante ‘no' cuando el congresista demócrata, Jerry Nadler, le preguntó si la investigación libraba al mandatario de las acusaciones en su contra.

Mueller, exdirector (2001-2013) del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y al mando de la investigación, precisó en el informe publicado en marzo pasado la ausencia de pruebas que demostrasen una ‘conspiración' entre el Kremlin y Trump en torno a los comicios de 2016 o los supuestos intentos de este para obstruir la justicia.

Sin embargo, al preguntar Nadler si las conclusiones del informe libraban totalmente al presidente de las acusaciones, este respondió que ‘no', dejando claro que el mandatario podría ser juzgado ya fuera de la Casa Blanca.

Por su parte, los congresistas republicanos orientaron sus cuestionamientos poniendo en duda los argumentos de Mueller e interrogándole sobre la investigación secreta abierta en 2016 por la agencia de seguridad, ante las sospechas de vínculos de Trump con Rusia, poco después de que el mandatario despidiera al entonces director de FBI, James Comey. Un asunto sobre el cual el exfiscal se negó a contestar.

En el documento de 448 páginas, Mueller determinó que Moscú había ‘influido' en las presidenciales en favor de Trump, pero evitando acusarlo de dos delitos graves como colusión con un gobierno extranjero u obstrucción, fundamentalmente por las políticas del Departamento de Justicia que impiden imputar a un presidente de un crimen mientras se encuentra en ejercicio.

El silencio de 22 meses por parte del exfiscal generó una enorme expectativa sobre la comparecencia, siendo la primera vez que se presentaba ante los legisladores desde que fuera designado por la cartera de Justicia para liderar las pesquisas.

Clave electoral

Si bien la idea de un impeachment contra Trump es agitada por varios sectores del Partido Demócrata, las declaraciones de Mueller, ceñidas estrictamente al contenido del informe, hacen poco probable que por el momento avance un juicio político para el presidente, lo que deja la discusión en un terreno mediático de cara a las elecciones de 2020.

El propio congresista Nadler, jefe del Comité Judicial, adelantó el domingo en una entrevista para la cadena Fox News que habían ‘pruebas sustanciales' en el informe de Mueller para iniciar un impeachment , una opinión que hasta ahora no ha sido secundada por Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, quien mantiene más bien en una posición prudente y pide tiempo para conseguir más elementos que permitan enjuiciar con éxito a Trump.

De acuerdo con fuentes citadas por Reuters , unos 90 representantes demócratas de la Cámara Baja estarían dispuestos a enjuiciar a Trump, un número muy por debajo de los 218 votos necesarios para dar luz verde al proceso.

En tanto, el jefe de la Casa Blanca, que había dicho que no seguiría la comparecencia, se mantuvo activo durante todo su desarrollo desde su cuenta de la red Twitter , donde la calificó como una ‘vergüenza'.

‘Me gustaría agradecerle a los demócratas por la celebración de la audiencia de esta mañana (...) una vergüenza para nuestro país', trinó Trump en uno de sus tuits después de acusar a Mueller de encabezar una ‘caza de brujas', algo que niega el exfiscal.

De acuerdo con un sondeo elaborado por NCB News en conjunto con The Washington Post , hasta el pasado junio, un 50% de los votantes registrados prefiere que el Congreso abandone la investigación sobre la destitución, mientras que el 21% considera que hay suficientes pruebas para procesar a Trump.

‘Me gustaría agradecerle a los demócratas por la celebración de la audiencia de esta mañana (...) una vergüenza para nuestro país',

DONALD TRUMP

PRESIDENTE DE EE.UU.