La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Mundo

Jordania pide al mundo una "actitud clara" frente pretensión anexionista de Netanyahu

El primer ministro israleí, Bejamín Netanyahu, dijo que de ser relecto anexionaría el Valle del Jordán, en territorio palestino ocupado

Netanyahu indicó el pasado martes que la zona del Valle del Jordán y el norte del mar Muerto podrían ser inmediatamente anexionadas como parte de las "fronteras orientales del Estado de Israel", que linda con Jordania, en caso de ganar las elecciones que tendrán lugar la próxima semana..

El ministro de Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, pidió hoy a la comunidad internacional una "actitud clara e inequívoca" frente a las amenazas del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de anexionar el Valle del Jordán, en la Cisjordania ocupada.

"El Consejo de Seguridad de la ONU y toda la comunidad mundial deberían asumir una actitud clara e inequívoca que condene la declaración de Netanyahu, porque representa una flagrante violación del derecho internacional", declaró Safadi, de acuerdo con un comunicado del ministerio.

Según la nota, Safadi mantuvo hoy una reunión con los embajadores en Ammán de los países miembros permanentes del Consejo de Seguridad para trasladarles este mensaje.

Netanyahu indicó el pasado martes que la zona del Valle del Jordán y el norte del mar Muerto podrían ser inmediatamente anexionadas como parte de las "fronteras orientales del Estado de Israel", que linda con Jordania, en caso de ganar las elecciones que tendrán lugar la próxima semana.

En opinión del ministro jordano, la declaración del primer ministro israelí supone una "escalada peligrosa que vuela las bases del proceso de paz, alimenta el conflicto y empuja a toda la región a más violencia".

"El mundo debería actuar rápidamente para contrarrestar la intención de Netanyahu", agregó, alertando de las "catastróficas consecuencias" de una decisión de ese tipo.

La Liga Árabe condenó enérgicamente el martes esta promesa electoral de Netanyahu, que consideró "un hecho grave y una nueva agresión israelí que viola de forma flagrante la ley internacional".

Israel ocupó la ribera occidental del río Jordán y Jerusalén oriental durante la guerra de 1967, cuando estaban bajo control de Jordania.