Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Mundo

Dinamarca autoriza el paso del gasoducto que llevará gas ruso a Alemania

Las autoridades danesas dieron luz verde al paso por su zona económica exclusiva del gasoducto Nord Stream 2, que llevará gas ruso a Alemania

IlustrativaShutterstock

Las autoridades danesas dieron luz verde este miércoles al paso por su zona económica exclusiva del gasoducto Nord Stream 2, que suministrará directamente gas ruso a Alemania por el mar Báltico.

Dinamarca era el único país que faltaba para poder finalizar el polémico proyecto, completado en un 83 % y al que se oponen Estados Unidos y varios países europeos, que sostienen que aumentará la dependencia energética de Rusia, mientras Moscú acusa a Washington de querer sustituir el gas ruso por su gas natural licuado.

El permiso ha sido otorgado "de acuerdo con la Ley sobre plataformas continentales y la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar", señaló en un comunicado la Agencia de Energía Danesa, organismo responsable de la decisión.

"Dinamarca está obligada a permitir la construcción de las tuberías de tránsito siempre que se haga con respeto a los recursos y el medio ambiente", consta en el escrito, que cierra una cuestión controvertida en este país nórdico en los dos últimos años.

Nord Stream 2 -liderado por Gazprom y formado también por la francesa Engie, las alemanas Uniper y Wintershall, la austríaca OMV y la holandesa Shell- presentó en abril de 2017 una solicitud para que el nuevo gasoducto atravesase aguas territoriales danesas al sur de la isla báltica de Bornholm.

El Parlamento danés aprobó pocos meses después una ley que permitía rechazar esa ruta apelando a motivos de seguridad, en línea con el enfriamiento de las relaciones entre Dinamarca y Rusia a raíz del conflicto bélico en Ucrania.

El consorcio Nord Stream 2 retiró la solicitud y presentó otras dos alternativas que no pasaban por aguas territoriales danesas, aunque sí por su zona económica exclusiva, lo que obligaba a Copenhague a dar luz verde según las convenciones internacionales.

El proyecto aprobado supone la construcción de una sección de 147 kilómetros de dos tuberías al sureste de Bornholm.

Alemania, Finlandia, Rusia y Suecia, los otros países afectados, ya habían aprobado el paso del gasoducto por sus aguas territoriales o zonas económicas.

Nord Stream II duplica la capacidad del gasoducto actual, en funcionamiento desde 2012 y al que Dinamarca no se opuso en su día aunque pasaba por sus aguas, colocando dos tuberías paralelas de unos 1.200 kilómetros de longitud cada una, con una capacidad de llevar 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año a Europa.