Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Mundo

La historia de un conflicto, Estados Unidos e Irán

En días recientes ya se han podido calmar las aguas y ambas fuerzas comunican que no están dispuestas a llegar a desenlaces extremos

Durante los últimos días, todo el mundo se ha enfrentado a un conflicto que puede ser considerado una de las disidencias más fuertes del momento. Hay una gran pugna entre dos países muy poderosos, los Estados Unidos e Irán. Empecemos con John Bolton, ex consejero de seguridad nacional de los Estados Unidos.

El presidente Donald Trump despidió a Bolton en septiembre del año pasado por su desacuerdo en el acercamiento a Corea del Norte y la constante presión de Trump a Ucrania.

Hoy, el asesor de Seguridad Nacional es el discreto Robert C. O'Brien, que ha servido en puestos de segundo nivel en las últimas tres administraciones. Bolton es considerado un gran defensor constante del cambio de régimen en Irán y hace tres meses envió un video amenazador hacia los iraníes y su líder Ayatollah Khamenei.

El 3 de enero de este año, uno de los comandantes más importantes y poderosos de Irán, el mayor general Qassim Suleimani, fue asesinado por los Estados Unidos. Esto creó mucha rabia entre los iraníes y deseos de venganza.

“El general Suleimani fue el arquitecto de casi todas las operaciones importantes de la inteligencia y las fuerzas militares iraníes en las últimas dos décadas,” reportó el New York Times.

El pasado 8 de enero, Irán atacó con misiles dos bases militares en Iraq, donde había presencia de soldados de Estados Unidos. Con ello, tanto Trump como Khamenei se han estado amenazando mutuamente.

En días recientes, el mandatario estadounidense ha recalcado que está listo para hacer la paz con quienes la buscan. De hecho, ya se han podido calmar las aguas y ambas fuerzas comunican que no están dispuestas a llegar a extremos.

Hay muchas especulaciones sobre las causas de este tipo de conflictos, pero para comprender la realidad es necesario comprender la historia.

En 1940, Irán fue víctima de la invasión del Reino Unido y de la Unión Soviética, quienes estaban respaldados por Estados Unidos. También, tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos radicalizó su postura anti-islámica, y el presidente iraní Mohammad Khatami tendió la mano al país americano para luchar juntos contra el régimen talibán en Afganistán.

La gran división entre el mundo musulmán es entre los grupos sunitas y chiitas. En contraste con los chiitas, maestros y líderes del grupo sunita han sido controlados por el Estado por mucho tiempo. Su nombre viene de la expresión “Ahl al Sunna” , que es “la gente de la tradición”. Este grupo ocupa entre el 86% y el 90% de la población musulmana actualmente, por la fuerte tensión entre los Estados Unidos con unos de sus aliados, Arabia Saudita.

Muchos se deben de estar preguntando quiénes son los chiitas. Este grupo ocupa alrededor del 15% de los musulmanes.

Un chiita es un musulmán que cree que Ali ibn Abi Tálib, quien fue el sucesor y califa inmediato del profeta Mahoma. Además, los chiitas se sienten reprimidos por la sociedad, considerándose inferiores a los demás en temas de opresión y discriminación.

Después de todo, los funcionarios iraquíes advirtieron esta semana a las milicias vinculadas a Irán que se abstengan de provocar a los estadounidenses.

Voces nacientes del periodismo

‘La Estrella de Panamá’ abre sus páginas para que las plumas emergentes de la Academia Interamericana de Panamá compartan sus ideas, análisis y reflexiones con nuestros lectores. 

Estudiante