Temas Especiales

15 de Jul de 2020

Mundo

La ONU critica la falta de liderazgo y solidaridad ante el coronavirus

El jefe de Naciones Unidas defendió la necesidad de que todo el mundo, pero sobre todo los países más poderosos, sean capaces de alcanzar consensos.

Coronavirus en Panamá
El secretario general de la ONU, António Guterres, criticó  la falta de "liderazgo" en la respuesta al coronavirus.Archivo | La Estrella de Panamá

El secretario general de la ONU, António Guterres, criticó este jueves la falta de "liderazgo" en la respuesta al coronavirus y la escasa solidaridad demostrada por las potencias con los países más desfavorecidos.

"Estoy particularmente preocupado por la falta de solidaridad con los países en desarrollo, tanto en equipamiento para que respondan a la pandemia de COVID-19, que puede extenderse como un incendio, como para afrontar los dramáticos impactos sociales y económicos", dijo Guterres en una conferencia de prensa remota.

Además, el diplomático portugués lamentó que los dirigentes del G20 no hayan aceptado su propuesta de un mecanismo para coordinar sus acciones en respuesta a la enfermedad y estén actuando cada uno por su cuenta, lo que crea el riesgo de que el virus no desaparezca, sino que pase de un lugar a otro.

"Es desafortunado que no haya sido posible para la comunidad internacional encontrar un mecanismo de liderazgo sólido en relación con la lucha contra la pandemia", señaló.

Preguntado sobre esa supuesta falta de liderazgo internacional, Guterres consideró "obvio" que hay una carencia y que la comunidad internacional "está dividida en un momento en el que sería más importante que nunca estar unidos".

China, donde se originó el virus, y Estados Unidos, la gran potencia global y el país más afectado, mantienen un duro enfrentamiento en torno a la COVID-19, que ha impedido grandes iniciativas mundiales y que se ha hecho evidente en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde sus diferencias han impedido hasta ahora aprobar una resolución en relación con la pandemia.

Sobre este bloqueo, Guterres recordó que la relación entre las grandes potencias es a día de hoy "muy disfuncional" y ello complica la toma de decisiones en el Consejo.

El jefe de Naciones Unidas defendió la necesidad de que todo el mundo, pero sobre todo los países más poderosos, sean capaces de alcanzar consensos para actuar de forma efectiva tanto en el ámbito sanitario, como en cuanto a los desafíos de paz y seguridad que plantea la pandemia, y para tener una recuperación adecuada.