Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Mundo

El nuevo Gobierno de Israel toma posesión y pone fin al bloqueo político

El nuevamente primer ministro afronta en una semana un juicio en el que está procesado por delitos de cohecho, fraude y abuso de confianza.

Benjamín Netanyahu
El nuevo Gobierno unitario israelí, liderado por el primer ministro Benjamín Netanyahu y el centrista Beny Gantz (en la imagen), pone hoy fin a la crisis política más larga de IsraelEfe

El nuevo Gobierno unitario israelí, liderado por el primer ministro Benjamín Netanyahu y el centrista Beny Gantz, pone hoy fin a la crisis política más larga de Israel con un programa centrado en la recuperación económica por la crisis de la pandemia y la anexión de parte de Cisjordania.

"Decidimos juntos dejar a un lado las divisiones y enfrentarnos a los desafíos que la pandemia nos plantea en materia de salud, economía y sociedad", declaró Netanyahu en su discurso ante el Parlamento israelí (Knéset) entre interrupciones de la oposición y acusaciones de corrupción.

El nuevamente primer ministro afronta en una semana un juicio en el que está procesado por delitos de cohecho, fraude y abuso de confianza en tres casos separados.

Netanyahu presentó un gobierno centrado en la activación del empleo por la crisis del coronavirus, que ha causado 1,2 millones de parados en el país.

También adelantó que ha llegado el momento de iniciar la anexión de parte del territorio palestino de Cisjordania, "como un nuevo capítulo de la historia del sionismo", y prometió "liderar este proceso histórico".

Tras largas negociaciones, el singular acuerdo de Gobierno consiguió una mayoría parlamentaria que da apoyo a Netanyahu como jefe de Gobierno durante el primer año y medio, tras lo que Gantz le sucederá automáticamente.

Gantz defendió la formación de este Ejecutivo para evitar unas cuartas elecciones después de tres comicios en menos de un año, aunque había basado sus campañas electorales en desbancar a Netanyahu al negarse a gobernar con un acusado por corrupción.

Además, enfatizó que la alternativa al Gobierno de unidad era "una especie de guerra civil" y apeló a la reconciliación y a construir mecanismos de confianza entre él y Bibi, así como entre los campos ideológicos de derecha y centro que integrarán el nuevo gobierno.

Tras los discursos de los líderes y la votación de confianza al Gobierno, los 36 ministros que compondrán el Ejecutivo jurarán su cargo, durante una sesión que comenzó a las 13.00 hora local (10.00 GMT) y terminará con el nombramiento del nuevo presidente del parlamento.

La toma de posesión fue nuevamente aplazada el jueves en el último minuto, a falta de que el Likud de Netanyahu finalizara el reparto de carteras que se reparte de forma equitativa con Azul y Blanco de Gantz, entre sus respectivas formaciones y socios.

Los miembros de la oposición criticaron duramente el alto coste del amplio Gobierno y acusaron a Netanyahu de mostrar miedo por la futura decisión de la Corte Penal Internacional que estudia avanzar hacia un procesamiento por "crímenes de guerra".