Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Mundo

Excarcelado un periodista argelino de canal libanés tras ocho meses preso

Sofiane Merakchi fue arrestado el pasado 23 de septiembre acusado de introducir material audiovisual en el país "sin autorización"

Sofiane Merakchi
Sofiane Merakchi, corresponsal de la cadena de televisión libanesa "Al Mayadeen", salió hoy de la cárcel de "Al Harrach.". | Redes Socciales

El periodista argelino Sofiane Merakchi, corresponsal de la cadena de televisión libanesa "Al Mayadeen", salió hoy de la cárcel de "Al Harrach" en Argel tras cumplir ocho meses de detención.

"En efecto, nuestro colega abandonó la prisión de Al Harrach hoy después de haber cumplido su pena de prisión de 8 meses. Liberad los detenidos", informó el Comité Nacional para la Liberación de Detenidos (CNLD), en su página de Facebook.

Sofiane Merakchi fue arrestado el pasado 23 de septiembre acusado de introducir material audiovisual en el país "sin autorización" y por "evasión aduanera".

Sin embargo, según denunció entonces Reporteros sin Fronteras (RSF), el verdadero motivo de su arresto ha sido proporcionar imágenes de las protestas sociales del Hirak a cadenas de televisión extranjeras como la qatarí "Al Jazeera".

Otros periodistas encarcelados por otros motivos pero siempre relacionados con el Hirak -movimiento de protestas contra el régimen- aún siguen en prisión como el corresponsal Khaled Drareni y Mustapha Bendjama, director del diario Le Provincial, que se edita en la ciudad costera oriental de Annaba.

"Su proceso fue inicialmente programado para hoy martes en el tribunal de Annaba pero ha sido aplazado al próximo 30 de junio", informó el CNLD.

Tras más de un año de protestas, el Hirak hubo de entrar en un paréntesis en las calles a finales de marzo por las medidas de confinamiento.

Aun así, la protesta continuó en los balcones pero también la acción represiva del régimen contra los opositores, políticos, periodistas, activistas y militantes, detenidos, juzgados y encarcelados en medio de la pandemia.

Según datos de ONG locales, Argelia condenó a quince opositores a penas de prisión por participar en las últimas marchas, y a tres de ellos por publicaciones en las redes sociales.

Según el último recuento del CNLD, unas sesenta personas se encuentran actualmente encarceladas en prisiones argelinas por hechos relacionados con el Hirak.