Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Mundo

China dice que Londres asumirá 'consecuencias' por su postura sobre Hong Kong

Las reacciones obedecen a la suspensión que hizo el Reino Unido al tratado de extradición de Hong Kong a raíz de la nueva ley nacional de seguridad impuesta por Pekín 

El titular de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab
El titular de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic RaabEFE

El Reino Unido tendrá que "asumir las consecuencias" si continúa tomando "el camino equivocado" con relación a Hong Kong, según advirtió este martes el embajador de China en Londres después de que el gobierno de Boris Johnson suspendiera su tratado de extradición con la excolonia británica.

En un mensaje en Twitter, el embajador chino Liu Xiaoming considera que el Reino Unido ha "interferido de manera flagrante" en los asuntos de su país.

Sus reproches obedecen a la declaración hecha ayer por el titular de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, en el parlamento, donde confirmó la suspensión del tratado de extradición de Hong Kong a raíz de la nueva ley nacional de seguridad impuesta por Pekín.

"China nunca ha interferido en los asuntos internos del Reino Unido. El Reino Unido debería hacer lo mismo con China. Si no, tendrá que atenerse a las consecuencias"Liu Xiaoming
​Embajador chino

Además de anunciar la suspensión del tratado de extradición con Hong Kong, Raab anunció también la extensión a la excolonia británica del embargo de armas que ya aplica a China.

En un tuit, el embajador Liu señaló que este país había "contravenido la ley internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales".

Además, un comunicado publicado en la web de la embajada china en el Reino Unido apuntó que "China insta al Reino Unido a dejar inmediatamente de interferir en los asuntos de Hong Kong, que son asuntos internos de China, de cualquier manera".

"El Reino Unido asumirá las consecuencias si insiste en continuar tomando el camino equivocado", agrega.

Dentro de este pulso diplomático entre ambos países, el primer ministro británico, Boris Johnson, se comprometió a principios de este mes a ofrecer a tres millones de hongkoneses la posibilidad de asentarse en el Reino Unido, dándoles la posibilidad de solicitar la ciudadanía británica.

Ese paso se dio después de que Pekín introdujera una nueva y controvertida legislación de seguridad para Hong Kong, rechazada por el Reino Unido al considerar que compromete la independencia judicial.

También ha contribuido a esta escalada de tensiones el reciente anuncio del gobierno británico de que dejará fuera la tecnología del gigante chino Huawei del desarrollo de su red 5G, alegando cuestiones de seguridad, y ante la presión de Washington.