Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Mundo

Segunda ola de covid-19 golpea con dureza a Europa y le obliga a reconfinarse

Los países europeos entran en una fase de la pandemia registrando fuertes rebrotes que han obligado a endurecer las restricciones a las actividades sociales y comerciales

La entrada del verano en Europa, que coincidió con una baja sostenida de los casos de covid-19 y la apertura de la economía, ha dado paso a un otoño de violentos rebrotes que imponen nuevos confinamientos para contener la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud reconoce 155 proyectos de desarrollo de vacunas contra el coronavirus, de estos, diez de estos están en la fase 3 y a la espera de su comercialización.EFE

Desde medidas de restricciones sobre la movilidad hasta la aplicación de cuarentenas duras, los países europeos esperan frenar la nueva ola de contagios que hasta el 4 de noviembre sumaba en el continente unos 11,830,542 casos acumulados y al menos 294,302 fallecidos.

En el Reino Unido, el Parlamento autorizó la propuesta de confinamiento presentada por el Gobierno del primer ministro, Boris Jhonson, que entró a regir desde ayer jueves y se mantendrán hasta el próximo 2 de diciembre. Igualmente, las autoridades del país ordenaron el cierre de gimnasios, bares, restaurantes y salones de belleza; dejando solo las universidades, escuelas y las actividades esenciales abiertas.

Las islas británicas registraron este miércoles 492 muertos en un solo día, el registro más alto desde mayo. Siendo uno de los países más golpeados por el virus, con 1,073,886 casos y 47,250 muertos.

Desde Italia, los contagios siguen aumentando con 39,412 fallecidos y 759,829 casos acumulados; figurando la región norte de la nación mediterránea como la zona más afectada. Según datos de las autoridades citados por la agencia EFE en regiones como Lombardía, la situación se ha vuelto “crítica” con nueve mil casos diarios.

Así las cosas, el Ejecutivo italiano decretó toque de queda y aislamiento domiciliario en las zonas más golpeadas; medidas fuertemente rechazadas por parte de la población, que ha protagonizado varias protestas y choques con las fuerzas de seguridad.

El toque de queda y el confinamiento ordenado por la administración del primer ministro, Giuseppe Conte, se mantendrán hasta el 3 de diciembre.

En Alemania (560,379 casos / 10,661 fallecidos), uno de los Estados de la Unión Europea que ha tenido mayor éxito en mitigar la pandemia, se establecieron varias restricciones en las actividades económicas y sociales de la ciudadanía, buscando frenar el repunte de casos.

“El virus circula por Francia a una velocidad que incluso las previsiones más pesimistas no habían anticipado. (...) Hay que reconocer que, como todos nuestros vecinos, estamos desbordados por la aceleración repentina de la epidemia”,
EMMANUEL MACRON,
PRESIDENTE DE FRANCIA.

De acuerdo con datos del Instituto Robert Koch, la cifra de nuevos casos (19,059) fue la más alta desde mayo pasado.

Museos, piscinas, bares, cines, teatros y restaurantes también fueron cerrados; al tiempo que colegios y comercios permanecerán abiertos.

Portugal estableció un confinamiento de al menos tres cuartas partes de la población en las regiones con mayor incidencia de casos por covid-19, principalmente en las ciudades de Oporto y Lisboa.

Pese a este endurecimiento, restaurantes, la hostelería escuelas y tiendas seguirán funcionando. De acuerdo con las autoridades de salud lusas hay 149,443 personas positivas y 2,635 decesos.

Francia, que acumula 1,469,508 muertos y 37,969 infectados, vio su pico más alto de casos este lunes con 416 fallecidos en un solo día, el peor desde abril.

El país ya se mantiene en cuarentena nacional, luego de que el presidente francés, Emmanuel Macron, estableciera la medida el pasado 17 de octubre. Las personas pueden salir a trabajar, comprar artículos básicos y hacer ejercicio de manera restringida.

Entre las ciudades francesas más afectadas están Toulouse, Saint-Étienne, París, Grenoble, Lille, Lyon Aix-Marseille, Montpellier y Rouen.

En tanto, este jueves Grecia (44,246 casos / 655 muertes) se sumó las naciones que establecieron confinamientos. Lugares de ocio y restaurantes cerrarán hasta el 30 de este mes.

“De seguir así, la presión sobre la sanidad pública se habría hecho insostenible en 15 días”, aseguró ayer el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis.

Algo parecido ordenó también el Gobierno español estableciendo el estado de alarma y más restricciones sociales el pasado 25 de octubre. Esto incluye un toque de queda nocturno que aplica para todo el país con excepción de las islas Canarias.

España registró en las últimas 24 horas un alza de nueve mil casos diarios, que se suman a los 1,259,366 contagios acumulados y a los 36,495 decesos.

Pese a este rápido aumento, el ministro de Sanidad español, Salvador Illa aseguró que “de momento no contemplamos un confinamiento domiciliario".

Por su parte, Rusia volvió a tener datos récord de positivos y decesos en los últimos días.

Aunque la nación euroasiática, que suma 1,693,454 casos y 29,217 casos acumulados, descartó tomar medidas duras como las cuarentenas o paralización de ciertos sectores de la economía.

Aún así, mantiene medidas obligatorias como el uso de tapabocas en espacios públicos y el distanciamiento físico.

Bélgica es el único caso en el cual se ha registrado un leve descenso en las hospitalizaciones por enfermos del nuevo coronavirus.

Según las autoridades sanitarias belgas, en las últimas horas hubo una baja de poco más de cien ingresos.

Sin embargo, Bélgica tiene la incidencia más alta de casos de toda Europa, al igual que una tasa de positividad que alcanza un 28.5%.

La vacuna

Hasta la fecha, no se tiene una vacuna efectiva y probada para el nuevo coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce 155 proyectos de desarrollo de vacunas contra el coronavirus, de estos, diez están en la fase 3 y a la espera de su comercialización.

Los más avanzados corresponden a las investigaciones del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford (Reino Unido), ya en fase 3; Janssen / Johnson & Johnson (Estados Unidos), también en el mismo estado de desarrollo como aquella que impulsa el laboratorio Moderna (EE.UU.).

Desde China, las compañías Sinova, Sinopharm, Instituto de Productos Biológicos de Wuhan y Sinopharm y el Instituto de Productos Biológicos de Pekín, son algunos de los centros que avanzan propuesta de vacunas en fase 3.

Otros países que cuentan con proyectos en fase 3 son Rusia Gamaleya Research Institute) y Alemania (Otri BioNTech, Fosun Pharma y Pfizer).