17 de Sep de 2021

Mundo

Inglaterra prohíbe vender carbón y combustibles sólidos para quemar en casa

Ese material ha sido identificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el más grave contaminador aéreo para la salud humana.

Carbón
CarbónEFE

La venta de carbón, madera húmeda y combustibles sólidos manufacturados para quemar en casa queda prohibida desde este sábado en Inglaterra, según anunció el ministerio británico de medioambiente, alimentación y asuntos rurales (Defra).

En un comunicado, el Defra recuerda que quemar combustible en los hogares, particularmente con carbón tradicional o madera mojada, supone un fuente principal del material particulado respirable llamado PM2.5, unas partículas diminutas muy contaminantes que afectan a los pulmones y otros órganos.

Ese material ha sido identificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el más grave contaminador aéreo para la salud humana.

En la citada nota, el Gobierno británico aclara que aquellas personas que sigan teniendo quemadores de leños pueden continuar usándolos pero han de encontrar combustibles alternativos más limpios, como madera seca.

Aclara que las opciones más limpias son más eficientes y económicas y señala, como ejemplo, que quemar madera seca produce más calor y puede reducir las emisiones en hasta un 50 por ciento.

En concreto, las restricciones que hoy empiezan a aplicarse implican que las ventas de bolsas de carbón tradicional y madera húmeda en unidades menores de 2 metros cúbicos será ilegal; y que la leña mojada en grandes volúmenes debe venderse con asesoramiento sobre cómo secarlo antes de quemarlo.

A partir de ahora, además, todos los combustibles sólidos manufacturados deben tener un bajo contenido de azufre y emitir solo una pequeña cantidad de humo.

Los productos deberán estar certificados y etiquetados por los suministradores a fin de asegurar que son fácilmente identificados y los comercios minoristas solo podrán vender combustible acompañado con su correcta etiqueta.

"Quemar combustibles más limpios es una opción más eficiente para los hogares de Inglaterra, ayudando a reducir nuestra exposición a este contaminante increíblemente dañino y beneficiando al medioambiente", afirmó en la nota la secretaria de Estado para Medioambiente, Rebecca Pow.

Agregó que los combustibles más limpios "son también mejores para los consumidores, pues crean menos humo y hollín y más calor".

"Esta legislación marca el último paso para cumplir con los desafíos que nos hemos fijado en nuestra Estrategia de Aire Limpio, asegurando que tanto nosotros como las generaciones futuras podamos respirar un aire más limpio", agregó Pow.