28 de Sep de 2021

Mundo

La lucha de la comunidad palestina en Chile por la resistencia de Gaza

"Esta no es una guerra entre iguales, es la ocupación de un país que hoy día está cortado", afirmó Jawad a Efe. "Tenemos que salir a gritar que no, no más"

Jawad Al Samak (d)
El joven palestino Jawad Al Samak (d), quien llegó a Chile hace dos años después de ser herido de bala en una pierna.EFE

La madrugada del pasado 17 de mayo, Jawar Al Samak, palestino de 28 años residente en Chile, vio por televisión cómo su familia era rescatada de entre los escombros de un edificio de seis pisos que fue derrumbado en la Franja de Gaza por una bomba israelí que cayó sin previo aviso: "Sentí algo que no te puedo explicar", dijo a Efe.

Jawad llegó a Chile después de recibir un tiro en su pierna derecha el 31 de marzo de 2017, y el destino no fue azaroso: el país suramericano alberga la comunidad palestina más numerosa del mundo fuera de Medio Oriente, y ante la escalada de violencia de las últimas semanas, miles de sus miembros se han movilizado estos días por las calles de Santiago para exigir al Gobierno sanciones contra Israel.

Con su hermano de 12 años aún en coma luego de pasar 22 horas bajo el concreto y el polvo, Jawad, que participó en una caravana que recorrió la capital chilena, fue enfático: "Yo ya he vivido tres guerras, he visto morir a un hermano de 14 años por disparos de francotirador y estuve en coma 45 días tras los bombardeos de 2008. El mundo debe saber la verdad".

"NO MÁS APARTHEID"

Después de los once días de fuego cruzado entre las fuerzas armadas de Israel y el movimiento islamista Hamas, que declararon un alto el pasado 21 de mayo, se reportaron muertos 12 israelíes -incluyendo 2 niños-, y al menos 248 palestinos -de los cuales 66 eran niños-.

"Esta no es una guerra entre iguales, es la ocupación de un país que hoy día está cortado", afirmó Jawad a Efe. "Tenemos que salir a gritar que no, no más".

En la misma línea, la dirigente de la Unión General de Estudiantes Palestinos en Chile, Dalal Manzuca, explicó a Efe que la situación actual palestina "es un caso paradigmático de colonización por parte de una potencia ocupante".

Según un informe de Human Rights Watch publicado el pasado 27 de abril, las autoridades israelíes comenten crímenes de lesa humanidad impulsando políticas de Apartehid y persecución, en su intento por dominar el territorio de manera total.

Frente a eso, según Manzuca, la Comunidad Palestina en Chile "debe hacer eco de la voz del pueblo palestino, instando tanto a la sociedad civil chilena como a la latinoamericana a ejercer presión a sus gobiernos para que de una vez por todas se ejerzan sanciones efectivas, como lo fue con el apartheid Sudafricano".

El saldo de destrucción en la Franja de Gaza, uno de los territorios más hacinados del planeta donde no hay posibilidad de escapar, da cuenta de que más de mil casas y comercios fueron destruidos, 56 recintos educativos, seis hospitales y once clínicas sufrieron daños graves a su infraestructura, y cerca de 800.000 tienen problemas de acceso a agua potable, según Naciones Unidas.

CHILE, EL GRAN REFUGIO PALESTINO FUERA DE ORIENTE MEDIO

Con algo más de 500.000 personas, Chile es el gran refugio de los palestinos fuera del mundo árabe, todos descendientes de una historia que se inició hace cinco generaciones entre quienes huían de la dominación otomana y que ha logrado fundirse con éxito en todos los sectores de la sociedad chilena.

Sin embargo, la tierra tira: "La identidad palestina va a seguir siempre presente mientras no tengamos nuestra patria y hoy nuestro objetivo es claro: volver a poner a Palestina en el mapa", dijo a Efe el presidente de la Comunidad Palestina en Chile, Maurice Khamir.

La afirmación tiene tanto sentido simbólico como literal: desde 2016, Google borró a Palestina de su servidor geográfico y en el territorio solo aparece el estado de Israel.

Encabezando las movilizaciones de la semana pasada en Santiago de Chile, que incluyeron una caravana de 11 kilómetros de largo con cerca de 30.000 personas de acuerdo a sus estimaciones, Khamir afirmó que la comunidad "seguirá tomando acciones para visibilizar lo que está pasando en Palestina y para presionar al Gobierno para que se pronuncie y salga de la lógica del empate".

"Nosotros no estamos contra los judíos, estamos contra el proyecto político del sionismo, proyecto que hoy tiene a Jerusalén, Belén, Beit Jala y a todas las zonas ocupadas con una política de apartheid, violación a los derechos humanos y persecución a los palestinos, situación ratificada por organismos internacionales", expresó Khamir.

"Ya es tiempo de que el Gobierno chileno deje de lamentar y condenar, tiene que tomar sanciones contra Israel para cumplir con el derecho internacional. Es hora de decir basta después de 73 años de ocupación", agregó.

Por: Sebastián Silva