28 de Nov de 2021

Mundo

China denuncia como "falsas y politizadas" las últimas acusaciones de EEUU sobre el origen del coronavirus

Las conclusiones del texto indican que, sin nueva información, las agencias de inteligencia no podrían ofrecer un mejor juicio sobre si el virus surgió a través de una transmisión de animal a humano o una fuga de laboratorio, pero acusan a Pekín de "obstruir la investigación global"

Vista de la ciudad de Shanxi, China
Vista de la ciudad de ShanxiPixabay

El Gobierno chino ha repudiado en su totalidad el informe publicado esta semana por la Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos sobre el posible origen del coronavirus en un laboratorio chino, y denunciado una vez más las acusaciones norteamericanas sobre la presunta "obstrucción" de Pekín a las investigaciones.

El documento fue publicado el viernes por el DNI tras una revisión de 90 días ordenada por el presidente Joe Biden. Las conclusiones del texto indican que, sin nueva información, las agencias de inteligencia no podrían ofrecer un mejor juicio sobre si el virus surgió a través de una transmisión de animal a humano o una fuga de laboratorio, pero acusan a Pekín de "obstruir la investigación global".

En respuesta, el Ministerio de Exteriores de China ha lamentado estas nuevas acusaciones. "El uso de agencias de Inteligencia para la trazabilidad es, en sí mismo, una prueba férrea de la politización de este tema", ha lamentado el portavoz del Ministerio, Wang Wenbin, en declaraciones recogidas en la web oficial de la cartera.

"El rastreo de la fuente del nuevo coronavirus es un tema científico serio y complicado, y solo debe y puede ser investigado por científicos de todo el mundo. Las agencias de inteligencia de EEUU tienen fama de cometer fraudes y engaños", ha manifestado.

Así pues, "esta información, sin importar cuántas revisiones se hagan o cuántas revisiones comprenda", no puede "cambiar una naturaleza absolutamente falsa y politizada", sin "carácter científico ni credibilidad".

"Lo que Estados Unidos debería hacer ahora es dejar de culpar al mundo exterior y centrarse en la cooperación global y contra la epidemia nacional. También debería detener su manipulación política y crear las condiciones para que los científicos globales lleven a cabo un proceso de cooperación", ha concluido.