02 de Dic de 2021

Mundo

Países Bajos endurece las medidas contra el coronavirus ante un repunte de los contagios

Tras un repunte en los casos, el Gobierno de Países Bajos anunció un endurecimiento de las restricciones y el uso obligatorio de las mascarillas

El Gobierno de Países Bajos ha anunciado este martes un endurecimiento de las restricciones en el marco de la pandemia tras un repunte de la incidencia, que ha propiciado que las mascarillas vuelvas a ser obligatorias en espacios públicos interiores.

Mascarillas
MascarillasPixabay

Además, también se ampliará la obligatoriedad de presentar el pase sanitario a más espacios, demostrando estar vacunado contra la covid-19, haber pasado la enfermedad o con una prueba negativa a partir del sábado. Se pedirá para acceder a gimnasios y terrazas al aire libre, por ejemplo.

También a partir del sábado las mascarillas volverán a ser obligatorias en los espacios públicos interiores, como en supermercados o tiendas, algo que ya era obligatorio en el caso del transporte público, ha explicado el ministro de Salud, Hugo de Jonge.

"Los números en los hospitales están aumentando más rápido. Si no revertimos la tendencia, alcanzaremos el doble del número de personas en UCI a mediados de diciembre", ha alertado De Jonge, que ha indicado que la "gran mayoría de los pacientes en los hospitales no han sido vacunados contra el coronavirus". "Es la cruda realidad", ha lamentado.

Las autoridades neerlandesas también han indicado que, en la medida de lo posible, se espera que el teletrabajo siga siendo la mitad de la jornada de los trabajadores, informa 'NRC Handelsblad'. Entre las recomendaciones del gabinete de Mark Rutte también se ha informado este martes en una rueda de prensa de la recomendación de mantener la distancia personal de 1,5 metros.

Está previsto que el miércoles el Parlamento debata estas nuevas medidas y las apruebe. Los positivos por coronavirus han aumentado un 39 por ciento en una semana. En las últimas 24 horas, las autoridades sanitarias han notificado más de 7.700 positivos de COVID-19, una enfermedad que se ha cobrado la vida de 18 personas en la última jornada.