01 de Dic de 2021

Mundo

Protesta multitudinaria contra la vuelta de las restricciones en Países Bajos

La manifestación ha sido organizada por Samen voor Nederland (SVN), una asociación de decenas de organizaciones que han protestado varias veces contra la política en pandemia

Protesta multitudinaria contra la vuelta de las restricciones en Países Bajos
Protesta multitudinaria contra la vuelta de las restricciones en Países BajosEFE

Al menos 25.000 personas salieron este domingo a protestar en la ciudad neerlandesa de La Haya contra la reintroducción este fin de semana de la distancia social, las mascarillas y el refuerzo del pase covid para frenar los contagios, que alcanzaron 11.398 nuevos positivos en las últimas 24 horas.

Unas 25.000 personas, según la Policía, y más de 50.000, según los organizadores, se concentraron la tarde de este domingo contra las restricciones en Malieveld, un campo de césped situado en el centro de La Haya donde se convocan la mayoría de las protestas sociales, incluidas las registradas desde marzo de 2020 por la pandemia.

La manifestación ha sido organizada por Samen voor Nederland (SVN), una asociación de decenas de organizaciones que han protestado varias veces contra la política en pandemia.

Los participantes eran ciudadanos de todas las edades, incluidos ancianos de más de 70 años, que han portado carteles con afirmaciones como “estamos hartos de las mentiras”, “no te dejes engañar”, “vacunas de la covid = veneno”, “medios de comunicación = virus” o “amor y libertad contra la dictadura”.

Otras pancartas mostraban ataques contra los políticos, en especial el primer ministro, Mark Rutte, y el ministro de Sanidad, Hugo de Jonge.

Muchas pancartas llevaban mensajes contra el uso del pase covid en la vida social, puesto que se exige para acceder a la hostelería, los eventos musicales y culturales, mercadillos, museos, y gimnasios, entre otros locales, y los manifestantes denunciaban que este mecanismo “divide a la sociedad”.

Antes de iniciar una marcha por el centro de la ciudad, los manifestantes atendieron varios discursos de, entre otros, el líder de la ultraderecha neerlandesa, Thierry Baudet, conocido por su escepticismo hacia el coronavirus y su defensa de las teorías de la conspiración que han surgido a lo largo del último año y medio.

La protesta estuvo acompañada de decenas de vehículos policiales, y de agentes a pie, en bicicletas y a caballo y, aunque la marcha ha transcurrido sin graves incidentes ni arrestos, en ocasiones los manifestantes han lanzado fuegos artificiales.

Algunos manifestante ondeaban la bandera naranja, blanca y azul del grupo de extrema derecha Voorpost, una consigna usada por el partido nazi neerlandés durante la Segunda Guerra Mundial y que se ha visto en protestas anteriores contra las medidas para frenar contagios de coronavirus.

Las restricciones entraron en vigor este sábado, lo que supuso la imposición de la distancia interpersonal de 1,5 metros, el uso de mascarillas en todos los espacios cerrados de acceso al público -lo que incluye comercios- y la ampliación del uso del pase covid, que se limitaba antes solo a la industria de la hostelería y de eventos.

El anuncio el pasado martes de que volverán las restricciones ha llevado la semana a un aumento en la vacunación. Un 82,1% de los mayores de 12 años tienen pauta completa, y un 85,4% han recibido al menos una dosis.

Según datos publicados este domingo por el Instituto de Salud Pública (RIVM), Países Bajos ha documentado 11.398 nuevos positivos en las últimas 24 horas, mientras que los ingresos hospitalarios ascendieron en 91 pacientes, con un total de 1.490 personas con covid-19 ingresadas en los hospitales, el dato más alto desde finales de mayo.

Del total, 305 se encuentran recibiendo tratamiento en las unidades de cuidados intensivos.

Además, tres mujeres de entre 30 y 51 años han sido detenidas en Ámsterdam en relación con el tráfico ilegal de los códigos QR fraudulentos que se usan para el pase covid.

Se las acusa de aceptar pagos de hasta 1.000 euros para registrar a decenas de pacientes como vacunados, a pesar de que no han recibido una inyección, por lo que obtenían un pase covid para el que no tenían derecho.