Derechos LGBTIQ+, una tarea pendiente en Panamá

Actualizado
  • 27/06/2024 00:00
Creado
  • 26/06/2024 18:09
Aunque la causa LGBTIQ+ es apoyada por cada vez más personas, todavía no existe una legislación que proteja a esta población de abusos y discriminación que muchos de sus integrantes reciben a diario

La población LGBTIQ+ de Panamá sigue siendo una de las más vulneradas por la discriminación social en Panamá. De acuerdo al último informe sobre la situación de esta comunidad en Panamá, realizado por organizaciones como la Fundación Coalición Internacional de Mujeres y Familia (Cimuf), Fundación de Independientes Pro Derechos Humanos (IPDH) y Fundación World Pride Panamá (WPP), todavía existen graves faltas de desprotección a esta población.

Uno de los puntos más importantes que menciona este documento es que en Panamá no existe una ley que prohíba o sancione la comisión de actos discriminatorios hacia las personas que se identifiquen como parte de la población LGBTIQ+, lo que expone de manera más fácil a ser víctimas de violencia verbal, psicológica, patrimonial, económica, física, entre otras por parte de medios de comunicación, autoridades e incluso otros civiles.

Ejemplo de esto es el viral caso de Estrella, persona que se identifica como una mujer transexual, que fue brutalmente golpeada en vía pública por uno de sus clientes lo que la dejó en grave estado de salud. A pesar de haberse recuperado, todavía no existe una justicia real para este suceso que violó sus derechos.

Para Isaac Chisaka, embajador 2024 del World Pride Panamá, es fundamental que las personas LGBTIQ+ cuenten con redes de apoyo. Él destaca la labor de su propia comunidad para ayudar a personas que se encuentran en un entorno violento o en riesgo social debido a su sexualidad.

En su propio caso, señala que su familia inmediata así como sus conocidos jamás lo apartaron o juzgaron por ser gay, sí reconoce que en muchos hogares con personas LGBTIQ+ la situación puede ser peor e incluso poner en riesgo la vida de quienes forman parte de esta comunidad.

“Si en algún momento tu familia no te acepta o algo similar ocurre, recurre al apoyo de amistades y si no se puede, seguir investigando. Siempre hay algún lugar o alguna organización que te puede hacer llegar en contacto para ver si necesitas ayuda. World Pride e IPDH trabajan con psicólogos y abogados. Recursos [para ayudar a las personas LGBTIQ+ desde la propia comunidad] los hay”, comentó en una conversación con la revista Mía.

Mientras las autoridades panameñas se hacen de la vista gorda en cuanto a los derechos LGBTIQ+, se sostienen normas homofóbicas como la prohibición de la donación de sangre así como no poder ser policías o bomberos debido a su orientación sexual.

Además de esto, el Informe anual de los Derechos Humanos 2022 señaló que el gobierno de Panamá no brinda “un estimado de la cantidad de casos de violencia reportada en contra de individuos LGBTQI+”

“En Panamá, todas estas leyes y todo lo que ocurre [en contra de la población LGBTIQ+] está muy basado en lo que creemos que es correcto por una religión. Para mí el país debe enfocarse en guiarse en cuanto a leyes solamente por lo que la biblia dice. Está bien tener sus creencias personales, es muy válido, pero no es la forma correcta de decirle a otras personas cómo vivir su vida”, concluyó Chisaka.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus