Irán, la incomprensible

Actualizado
  • 22/03/2015 01:00
Creado
  • 22/03/2015 01:00
'La salida del gobierno del sha no ocurrió como consecuencia de un enfrentamiento internacional en dicha región'

En 1978 Irán era una plaza poderosa de Estados Unidos en la región. Con la caída del Sha de Persia, Mohammad Reza Pahlevi, inmediatamente se transformó en el eslabón débil de los intereses estadounidenses en toda esa región. La salida del gobierno del sha no ocurrió como consecuencia de un enfrentamiento internacional en dicha región, sino que fue producto de la sublevación sacrificada de todo un pueblo contra un régimen monárquico absolutamente corrupto. Fue un movimiento de sublevación cultural, política y social, liderado por el movimiento chiita persa que tenía grandes expectativas sociales que han ido cumpliendo lentamente. Desde entonces y todavía hoy no se puede negar la importancia geopolítica de Irán en Oriente Medio. Una influencia que le disputa Arabia Saudita, un régimen que, como el Irán de la década de los setenta, en el Departamento de Estado de Estados Unidos consideran un aliado ‘inamovible’.

En medio de las oscuras distorsiones que se están produciendo en todo Medio Oriente por la irrupción violenta del terrorismo islámico en la región, el papel de ambas naciones, con posiciones a toda vista irreconciliables, está siendo tomado en cuentas por los hilos invisibles de la diplomacia norteamericana para matizar y cercar la creciente influencia de los yihadistas.

El mapa de nuevo orden mundial en gestación muestra que dicha área regional —sometida a conflictos militares, particiones fronterizas, naciones que se dividen internamente, guerras civiles con toda clase de inclasificables enemigos y la intervención desordenada y ciega de los poderosos— tiene problemas cuya solución dependen también de la participación de naciones como Rusia, Arabia Saudí, Irán, Estados Unidos, Israel y la Unión Europea. No reconocerlo es condenar a todo el Medio Oriente a un destino desarticulado e inhumano como al que se ha abandonado a Siria y a Libia. Estas dos naciones son el evidente fracaso de la ONU, Estados Unidos y Europa. En este laberinto de incomprensiones e inconfesables intereses geopolíticos, por estas semana Estados Unidos intenta sacar adelante un acuerdo con Irán.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus