La operación militar de Israel en Yenín continúa y deja 8 muertos palestinos

Actualizado
  • 03/07/2023 08:06
Creado
  • 03/07/2023 08:06
El Ministerio de Sanidad palestino confirmó que los muertos en Yenín se elevaron a ocho

El Ejército israelí sigue atacando la urbe cisjordana de Yenín, en una operación militar a gran escala por tierra y aire contra milicias palestinas, la mayor desde la Segunda Intifada (2000-05), que se ha saldado ya con ocho palestinos muertos y medio centenar de heridos.

El Ministerio de Sanidad palestino confirmó que los muertos en Yenín se elevaron a ocho desde que comenzó la incursión esta madrugada, que ha dejado unos cincuenta heridos, diez de ellos en estado grave. Al menos cinco eran milicianos, según fuentes locales.

Además, un joven palestino murió hoy por disparos israelíes en Al Bireh, cerca de Ramala, lo que eleva los muertos en esta jornada a nueve.

"Actualmente se están produciendo intercambios de disparos con hombres armados adyacentes a una mezquita en el campamento de Yenin. Un avión de la fuerza aérea atacó cerca para eliminar una amenaza", informó el Ejército israelí en su último reporte pasado el medio día.

En la operación -que ha incluido más de diez rondas de ataques aéreos por primera vez desde la Segunda Intifada- participan más de 1.000 soldados, entre ellos tropas de combate y también cuerpos de inteligencia, parte de los cuales actúan de forma encubierta.

Según confirmó un portavoz militar a EFE, el Ejército arrestó también a unos 20 palestinos como parte de sus redadas, centradas en el campo de refugiados de Yenín, donde también confiscaron armas y destruyeron almacenes de explosivos.

A su vez, un soldado israelí resultó levemente herido por metralla tras la explosión de una granada del Ejército.

En el campo de refugiados de Yenín, bastión de grupos armados palestinos que han ganado fuerza en el último año, las tropas israelíes atacaron hoy un centro de operaciones que servía como centro de comando operativo conjunto de la Brigada de Yenín, milicia local que integra a milicianos de varias facciones.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) condenó la operación militar sobre Yenín como "un crimen de guerra" y una "brutal agresión", e instó a la comunidad internacional a tomar medidas contra Israel.

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha convocado para esta tarde una reunión de emergencia con el "liderazgo palestino", mientras que el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina, Husein al Sheij, conversó con el ministro de Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, para discutir la "continua agresión israelí contra el pueblo palestino".

Según la agencia oficial de noticias palestina Wafa, tras escalar la tensión con la operación sobre Yenín se registraron choques entre palestinos y fuerzas israelíes en otros lugares de Cisjordania ocupada como en los accesos de la localidad de al Bireh, donde un joven palestino de 21 años murió por disparos de fuerzas israelíes.

La operación a gran escala se produce después de que anoche el primer ministro Benjamín Netanyahu reuniera a su gabinete de seguridad -incluido Gallant; el jefe del Estado Mayor, Hezi Halevi o el del Shin Bet, Ronen Bar- para discutir la situación en Cisjordania.

En una incursión hace dos semanas en Yenín -que duró 9 horas y dejó 7 palestinos muertos- el Ejército usó por primera vez desde al Segunda Intifada helicópteros de combate; y tres días después lanzó el primer ataque aéreo con dron sobre ese territorio desde 2006, precisamente para el "asesinato selectivo" de tres milicianos de la Brigada de Yenín que iban en un coche.

Entre ambos episodios, dos miembros de Hamás perpetraron un ataque en el asentamiento de Eli, al norte de Cisjordania ocupada, en el que murieron cuatro colonos, lo que siguió a días de agresiones colonas a aldeas palestinas que dejaron numerosos daños y un muerto; elevando aún más la tensión en la zona y las voces partidarias de una operación militar a gran escala, especialmente en la ultraderecha.

Cisjordania vive su mayor pico de violencia desde la Segunda Intifada y durante este 2023 han muerto 151 palestinos en el marco del conflicto palestino-israelí, la mayoría milicianos en enfrentamientos armados con tropas israelíes, pero también civiles, incluidos 23 menores.

En paralelo, el área ha visto la proliferación de nuevos grupos armados palestinos, que realizan cada vez más ataques y han dejado 25 muertos del lado israelí, la mayoría colonos y cinco de ellos menores.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus