Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Nacional

Un duro camino, sin calzar un zapato

BOCAS DEL TORO. Los niños en la comunidad de Valle de Aguas, en el corregimiento de Almirante, en su mayoría no cuentan con calzados. ...

BOCAS DEL TORO. Los niños en la comunidad de Valle de Aguas, en el corregimiento de Almirante, en su mayoría no cuentan con calzados. Los docentes indican que la mayoría de ellos no tienen zapatos, mientras, los menos, no los usan, por temor a dañarlos.

Es muy común, en estas comunidades indígenas, observar tanto a los niños como adultos con pie en tierra, pero ellos señalan que se han acostumbrado a caminar descalzos, ya que donde ellos residen, tienen que caminar muchos kilómetros por lomas y pantanos.

Los niños de estas comunidades indígenas sólo ven un calzado una que otra vez, a inicios del año, cuando algunas autoridades les donan o se acuerda de ellos, pero en muchos casos son de mala calidad y se les dañan o rompen porque no son para usar en esas áreas.

Una docente de Valle de Aguas, que pidió reserva de su nombre, indicó que “los niños cuidan sus calzados, porque los ven muy bonitos, y en vez de usarlos, los guardan. A otros, no les quedan porque los pies de ellos son anchos, por la costumbre de andar sin calzados”.

“Nos gustaría que en vez de esos zapatos “que por cierto son bonitos”, le regalaran botas de hule, que los ayudaría a soportar el lodo en los largos caminos que tiene que transitar para llegar a sus centros educativos. “Es un recorrido muy fuerte y alejado de sus casas”, señaló.