Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

Entre aguas negras y hacinamiento

CHIRIQUÍ. El año lectivo al parecer terminará como empezó, con grandes carencias y limitaciones en muchos planteles públicos.

CHIRIQUÍ. El año lectivo al parecer terminará como empezó, con grandes carencias y limitaciones en muchos planteles públicos.

Este es el caso de la Escuela Secundaria de Aserrío, en Bugaba, que además, de no contar con la suficiente cantidad de salones para atender a la población estudiantil, tampoco tiene un sistema adecuado para el tratamiento de aguas negras.

Elvia Nieto, directora de este centro educativo, indica que la falta de aulas, los ha obligado a atender algunos estudiantes, en el área del comedor escolar.

“Lo que sucede es que la población estudiantil ha crecido en los últimos años. Ya los salones que anteriormente albergaban 25 estudiantes, ahora tienen hasta 42”, explicó.

La escuela alberga mil 200 estudiantes, entre la jornada matutina y vespertina, que provienen de diversos distritos como Alanje, Barú y Bugaba. Precisó que están recibiendo estudiantes de las áreas de La Esperanza, Progreso, Paso Canoa; Divala, Santo Domingo, Santa Marta, San Andrés, Gómez. Este es un centro donde convergen todos los estudiantes de las escuelas pequeñas, al momento de tomar una decisión por la premedia, agrega.

Virgilio Vergara, gobernador de la provincia se comprometió a ser los ajustes que fuesen necesarios, para incluir en el presupuesto del próximo año, la construcción del laboratorio de informática y elevará una solicitud al ministro de Educación, Salvador Rodríguez, para que en el presupuesto del próximo año, también se incluyan las aulas que están necesitando.