20 de Feb de 2020

Nacional

Desalojan a 150 personas en Bocas

BOCAS DEL TORO. Pareciera que el archipiélago de Bocas del Toro, estuviera siendo descubierto, o más bien colonizado nuevamente, pero e...

BOCAS DEL TORO. Pareciera que el archipiélago de Bocas del Toro, estuviera siendo descubierto, o más bien colonizado nuevamente, pero esta vez no por los españoles, sino por ciudadanos de otras nacionalidades que han visto en esta provincia, cómo hacerse ricos, sin importarles qué daños están causando al medio ambiente y a quienes por muchos años han residido en este territorio isleño.

Hace unos 17 años, luego del terremoto del 22 de abril de 1991, se abre una nueva historia para Bocas del Toro, muchos lugareños se retiraron hacia otras provincias, pero otros por curiosidad llegaron y se han quedado, ya que descubrieron una perla del Caribe panameño.

Con la llegada de extranjeros a Bocas del Toro, los indígenas han quedado completamente indefensos, ellos que han habitado por décadas en el archipiélago y han vivido de lo que produce el mar, hoy con tristeza miran que sus tierras se las han quitado los invasores.

El caso de la comunidad de Cayo de Agua, es uno de los tantos que se han dado en esta provincia, donde por necesidad se venden tierras, “el más vivo las compra”, pero al realizar la medición los dejan casi sin nungún pedazo de tierra.

En un recorrido por estos lugares paradisiacos, nos dimos cuenta el porqué están desalojándolos. Y es que estas tierras tienen mucho valor para el turismo nacional e internacional.

La familia Beker-Morales, fue desalojada recientemente de sus tierras, por orden del Juzgado de Circuito, resulta que esas tierras donde ellos están habitando pertenecen a un ciudadano que supuestamente compró 37 hectáreas a una indígena, pero ahora dice que son más de 90 hectáreas que fueron medidas, en las que vivían 150 personas.

El problema ya está en manos del dirigente comarcal, Alfredo Jiménez, cacique local, quien nos cuenta que lo que ve en Cayo de Agua es una injusticia “he notado cómo han desalojado a más de 100 personas entre ellos niños y mujeres embarazadas, estas tierras supuestamente pertenecen a Cirilo Adams, quien aparentemente compró esta área, sin embargo, las personas que viven aquí dicen que no hubo ninguna venta.

Jiménez indicó que se ha dado un proceso de desalojo en un total de 15 casas, el dueño de estas tierras ha permanecido por espacio de más de 50 años aquí.

El dirigente sostiene que es lamentable lo que está aconteciendo con los indígenas ngöbes, y más aún que las autoridades no le ponen cuidado a esta situación.

El cacique piensa que en estas especulaciones de tierra que se están dando en el área, existe complicidad con algunas autoridades, ya que no sólo es en esta parte del archipiélago, hizo un llamado al presidente de la República para que envíe una comisión e investigue qué está pasando en el archipiélago, porque a los ngöbes les quitan las tierras de la noche a la mañana.

Feliciano Santos, dirigente de las áreas insulares destacó que el proceso llevado acabo con la gente de Cayo de Agua es ilegal, en estos momentos hemos denunciado este atropello en la Defensoría del Pueblo, fuimos a la fiscalía, luego nos enviaron a la personería e ignoraron nuestras peticiones, luego pasamos a la Alcaldía, y el alcalde Eligio Binns, desconoce todo lo actuado.

Santos dijo que van a seguir denunciando esta situación ante los organismos internacionales para ver si se logra que por lo menos nos escuchen, lo que se está dando son violaciones a los derechos humanos de las poblaciones indígenas, cuando nuestro país es signatarios de tratados y lo que se está dando es una violación.