Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Nacional

El mar reclama su espacio

COLÓN. Desde el 10 de noviembre de 2001, cuando el Mar Atlántico comienza la recuperación de lo que por años el hombre le ha estado qui...

COLÓN. Desde el 10 de noviembre de 2001, cuando el Mar Atlántico comienza la recuperación de lo que por años el hombre le ha estado quitando, con la extracción ilegal y legal de arena a todo lo largo de la Costa Abajo de la provincia de Colón.

Hasta la fecha existen 28 viviendas que han sido devastadas por el paso arrasador del oleaje, en la comunidad de Palmas Bellas en la Costa Abajo de la provincia de Colón.

El área conocida como “Jamaiquita” es la más afectada.

Tan sólo el pasado mes de septiembre los moradores de la comunidad de Palmas Bellas aprovecharon la realización de la segunda fase del Programa de Desarrollo Comunitario (PRODEC), en el distrito de Chagres, para exponer ante las autoridades su preocupación por la situación.

En aquel momento ya el mar había arrasado con 24 viviendas, en esa oportunidad la moradora Ginel Abrego, advirtió la necesidad de que se construyera lo más pronto posible un rompeolas para que se evitara el ingreso del agua hasta las playas, la cual amenazaba con destruir más viviendas.

“Yo vengo de la orilla del mar y mi casa se la llevó el oleaje el año pasado”, afirmó Ábrego, quien junto con otros moradores de la comunidad le solicitaron al representante de este corregimiento que se asignara la totalidad de la partida de la segunda fase del PRODEC para este proyecto.

La necesidad de la construcción del rompeolas de Palmas Bellas no era un problema desconocido, ya que durante la campaña electoral tanto el actual presidente de la República, como Balbina Herrera, se pudieron percatar de manera personal del caso, señalaron.

Según criterios de expertos de la Autoridad del Canal de Panamá, la colocación del rompeolas sería costoso, debido al traslado de materiales hacía la Costa Abajo de Colón, donde se han disparando los precios, los cuales no podrían ser cubiertos sólo con fondos del PRODEC.

Recientemente los moradores preocupados por la amenaza del mar hacia sus viviendas, y ante la destrucción de otras cuatro residencias, cerraron la vía que conduce hacía a la región, obligando a las autoridades a tomar una determinación al respecto, así lo informó Vicente Melo, morador de Palmas Bellas.

Humberto Góndola, director regional del Ministerio de Obras Públicas, dijo que el rompeolas que se espera construir en Palmas Bellas, pueda solucionar el problemas de los moradores será de 220 metros lineales, 6 metros de ancho por 2 metros de altos, utilizando boldos (piedras grandes), para que el agua no continúe socavando la playa del área de Jamaiquita.

En los últimos días los aguaceros que han caído en el sector han bajado su intensidad, lo que alivia un poco a los residentes.