Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Nacional

Boca de Parita es tierra de nadie

HERRERA. Pescadores del puerto de Boca de Parita, en el corregimiento de Monagrillo, han denunciado que debido a la falta de vigilancia...

HERRERA. Pescadores del puerto de Boca de Parita, en el corregimiento de Monagrillo, han denunciado que debido a la falta de vigilancia por parte de la Autoridad Marítima, se están desapareciendo los motores fuera de borda que dejan sobre las rampas.

Javier Monterrey, propietario de dos lanchas que operan en el puerto, dijo que el 23 diciembre dejó el motor en su lancha y al regresar el 24 le habían robado las piezas de su motor.

Aceptó que los pescadores regularmente no retiran el motor de la embarcación porque algunos son muy pesados y lo que hacen es quitarle la hélice.

Admitió que los pescadores cuentan con los cubículos para guardar los motores pero el peso del equipo no les permite cargarlos hasta allá.

“Hace dos meses abrí la puerta de mi cubículo y recibí la sorpresa de que habían sacado duplicado de la llave y sacaron 545 dólares. La Autoridad Marítima dice que la seguridad solamente es para cuidar las oficinas de ellos. Una lancha llega aquí con sus productos y le cobran un centavo por libra”, remarcó.

Por su parte, Jania González Bernal, agente delegada del Ministerio Público en Herrera, corroboró que se trata de un caso de hurto que se registró el pasado viernes. Indicó que se hicieron requisas en los barcos que zarpaban del muelle, pero no se encontró el objeto de la investigación.

El encargado de seguridad de la Autoridad Marítima en Herrera, Nelson Gómez, explicó que la institución cuenta con dos celadores que trabajan en turnos rotativos durante el día y la noche y existen cubículos para que los pescadores guarden su equipo, sin embargo algunos lo dejan cerca de la boca del río donde no es posible vigilarlos.

“La seguridad nuestra es la seguridad que está de noche. Damos las rondas al muelle, pero en el río es donde dejan los botes con los motores arriba. La vez pasada cortaron la soga, el motor se fue y un seguridad de nosotros se dio cuenta, avisó al dueño y la rescataron el equipo”, explicó.

César Castillo, el pescador a quien le robaron el motor de 60 caballos de fuerza valorado en 4 mil dólares dijo que, el el puerto de Boca de Parita, los robos son frecuentes y “nadie sabe nunca nada. Los celadores no cuidan el puerto y se la pasan durmiendo”, aseguró Gómez.

“Una vez abrieron 17 casitas y se robaron un motor que enterraron en el manglar. Estamos a menos de 50 metros de la oficina de la Portuaria. Para nosotros no hay seguridad” y el Puerto de Boca de Parita se ha convertido en tierra de nadie” afirmó.