Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Nacional

Debate de sin sabores y acusaciones

PANAMÁ. Fueron más las expectativas que las respuestas concretas que obtuvieron los electores tras el enfrentamiento entre Balbina Herr...

PANAMÁ. Fueron más las expectativas que las respuestas concretas que obtuvieron los electores tras el enfrentamiento entre Balbina Herrera y Ricardo Martinelli. En una hora y cuarenta minutos, se oyeron más ataques personales que propuestas. Como estudiantes que se preparan para un examen, los candidatos sabían de antemano los temas y prepararon las respuestas, que muchas veces ni siquiera correspondieron a las preguntas. En el tema de seguridad, se escucharon propuestas muy similares. La única variante fue el tema de las visas. Mientras Balbina propuso solicitar visas a colombianos y mejicanos, Martinelli piensa que eso no resolverá el problema.

En el de canasta básica y economía, Martinelli hizo gala de su conocimiento sobre el tema, mientras que su contrincante insistió en que era más importante el sentido común, frente a lo cual Martinelli, le reprochó su ignorancia en materia económica.

En el tema educativo, Herrera aprovechó para resaltar sus logros profesionales a través de la educación y el trabajo. Hábilmente, aprovechó para conectarse con el poco público que había en la sala y señalar a algunos para comparar su situación con un "Tú que saliste de El Chorrillo, yo que vengo de San Miguelito..." Martinelli, por su parte, no logró concretar soluciones sobre uno de los temas más preocupantes para los panameños. Sin embargo, supo echar mano de las circunstancias de demoras en el calendario escolar y politización en el Ministerio de Educación, para atacar a su contendora: "Si en 5 años no han cambiado la educación, qué nos hace pensar que lo harán ahora?”, preguntó.

Quizás transporte fue el área en la que fueron más y contundentes y divergentes las propuestas, Balbina optó por el sistema del monorriel con buses suburbanos que lo alimenten.

Martinelli propuso el sistema del Metro con rutas alternas para alimentarlo, y aseguró que en tres años estará listo. Este plazo tan corto dejó en shock a Herrera, la cual refutó diciendo que es imposible de cumplir.

Por último se habló de salud. Aquí Balbina aseguró que la solución está en que el Estado se involucre más, Martinelli vota por fortalecer los patronatos.

En general en el debate hubo más preguntas que respuestas, muchas acusaciones y pocas propuestas para satisfacer la expectativa del público.