Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Nacional

Hantavirus en el este capitalino

PANAMÁ. La muerte de una joven de 17 años en la comunidad de Santa Rosa, en el distrito de Chepo, a causa del hantavirus ha desatado no...

PANAMÁ. La muerte de una joven de 17 años en la comunidad de Santa Rosa, en el distrito de Chepo, a causa del hantavirus ha desatado no sólo temor entre los moradores de este sector (al este de la capital), si no también entre las autoridades que desconocen si el virus es el mismo que circula en las provincias centrales.

Por ello, los funcionarios del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud (MINSA) y del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), comenzaron ayer una investigación para determinar su origen —si llegó de Azuero— o si es otra variedad de la enfermedad.

Gladys Guerrero, jefa del departamento de Epidemiología del MINSA, dijo que el área donde se registró la muerte en Chepo se parece al de la región de Azuero, en donde las personas mantienen sembradíos, almacenan alimentos y sus viviendas están cerca del campo, características que atraen al roedor.

Guerrero, destacó que lo más importante es que la comunidad participe en conjunto a los funcionarios de Salud, que se informen sobre lo que se tiene que hacer para alejar al vector de las viviendas.

Añadió, que este es un roedor silvestre, que al no tener alimento en el campo llega a las viviendas más cercanas.

Por esta razón el almacenamiento de arroz o maíz, se debe hacer en recipientes de plásticos o de metal y cerrarlos bien.

La especialista recomendó que al momento almacenar leña, esta no se coloque directamente en el suelo o contra la pared, para que los ratones no la usen como guarida.

No se debe dejar restos de alimentos en la cocina ni en los patios.

El hantavirus no se transmite de persona a persona, sino a través del contacto con las heces, la orina y saliva del roedor. En lo que va del año se han registrado 8 víctimas de hantavirus, siendo este último el primero de Chepo.

RIESGOS Y SÍNTOMAS

Puede también ser transmitido luego de haber manipulado a los roedores (vivos o muertos) y después tocarse la nariz o la boca.

Los síntomas iniciales son dolores musculares y fiebre. También dolor de cabeza, tos, náuseas y vómitos, diarrea y dolores abdominales.