Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

Disgusto por el paro

PANAMÁ. Desde las 4:00 a. m. de ayer los usuarios del transporte público estaban en las diferentes paradas de la ciudad capital en esp...

PANAMÁ. Desde las 4:00 a. m. de ayer los usuarios del transporte público estaban en las diferentes paradas de la ciudad capital en espera de encontrar un bus que los transportara hacia sus áreas de trabajo o para hacer diligencias personales, pero no fue así: había pocos e iban colmados hasta la puerta.

Producto de esta situación, miles de panameños humildes que dependen de sus trabajos, llegaron al menos una hora y media tarde, porque tuvieron que ingeniárselas para transportarse; otros simplemente no asistieron a sus puestos, al verse imposibilitados para viajar, toda vez que tendrían serios problemas para regresar de vuelta a sus casas.

El disgusto de los usuarios era manifiesto, estaban pagando las consecuencias de un paro, en donde ellos no tienen nada que ver, el cual se originó por el incumplimiento de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), en el pago de las indemnizaciones a los transportistas.

Algunos usuarios que les quedaba cerca sus trabajos caminaron y otros aceptaron el cobro ilegal de 50 centésimos hasta San Miguelito y de un dólar hasta el centro de la ciudad.

Este cobro ilegal fue lo que más disgutó a los residentes de la barriada Torrijos-Carter, quienes al verse afectados por el paro, impidieron que estos buses salieran a hacer el negocio redondo del día.

Como es de conocimiento, 350 transportistas ya habían firmado la tarjeta de traspaso de sus buses al Estado y el compromiso era que una vez se cumpliera con este requisito, se pagarían 25 mil dólares, para que estos “diablos rojos” salieran del sistema.

El proceso terminó con el pago a sólo 30 transportistas y el resto que cumplió con el trámite quedó en el limbo.

La jornada de presión de los transportistas obligó a las autoridades de la ATTT a proponerle a los transportistas que presentaran su propuesta para resolver el problema.

Así se hizo, y ayer por más de cinco horas se reunieron en esta institución, llegaron a un acuerdo y suspendieron el paro de advertencia, pero los transportistas decidieron salir a manejar hoy en la madrugada, dijo el dirigente Dionel Broce.

Entre los acuerdos están: la suspensión definitiva del proyecto Transmóvil, que se otorguen permisos de operación, devolver las tarjetas de traspaso a los 350 transportistas y que se les permita nuevamente traer buses de segunda en buen estado.