Temas del día

29 de Feb de 2020

Nacional

Panamá destina $5 millones para gripe

PANAMÁ. Mientras en Panamá tres casos de sospechosos de portar el virus esperan confirmar o desestimar la enfermedad, el gobierno autor...

PANAMÁ. Mientras en Panamá tres casos de sospechosos de portar el virus esperan confirmar o desestimar la enfermedad, el gobierno autorizó la creación de una partida presupuestaria inicial por $5 millones destinada a atender exclusivamente la emergencia nacional por la gripe porcina.

La partida proviene del Presupuesto Nacional y estará asignada al Ministerio de Salud (MINSA) para las acciones de prevención, las que serán atendidas con carácter prioritario y en proporción a la situación de emergencia sanitaria que se presente. Se informó que la partida no incluye los recursos que destinará la Caja de Seguro Social (CSS) al mismo fin.

Rosario Turner, ministra de Salud, justificó esta acción en la necesidad de preservar la salud de los panameños y extranjeros residentes en el territorio nacional y exhortó a la población a mantener las medidas de prevención sanitaria.

El MINSA ha continuado con el volanteo con información sobre la enfermedad. La prevención incluye la atención médica en 14 instalaciones de salud de la CSS y del MINSA los días 1, 2 y 3 de mayo en horario de 7:00 a.m. a 3:00 p.m.

Por su parte, Néstor Sosa, director del Instituto Conmemorativo Gorgas, donde se realizan los análisis de muestras de pacientes sospechosos, indicó que en la última semana se han procesado unas 20 pruebas de diferentes tipos, cuando normalmente son siete u ocho por semana.

Sosa sostiene que el hecho de que Panamá sea un país de tránsito lo pone en una situación más vulnerable que una isla en el Pacífico, pero señala que se cuenta con la preparación y la tecnología para hacerle frente a un eventual brote del virus.

OTRAS RECOMENDACIONES

Por su parte, la Asociación de Médicos Veterinarios de Panamá al destacar que la gripe porcina no se adquiere por consumir carnes ni derivados de cerdos o aves, señala que no es preciso tomar medidas específicas sobre el comercio nacional o internacional de estos productos.

A su vez la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) y la Universidad de Panamá (UP) recomendaron a las autoridades nacionales restringir los vuelos desde y hasta México y adquirir los medicamentos Oseltamivir y Zamivir lo más pronto posible, además de que se intensifique la docencia y las medidas de prevención en la población.

Esto, según Julio García de la Comenenal y Gustavo García de Paredes de la UP, porque después de analizar la situación han llegado a la conclusión que los dos factores más determinantes en la propagación del virus es el transporte aéreo y la no tenencia de medicamentos.

De acuerdo con García actualmente el Hospital Santo Tomás no cuenta con los medicamentos, situación que es peligrosa, debido a que en México, que es el país más afectado por la gripe porcina, el 10% de los muertos fueron funcionarios sanitarios por contagiarse al estar en contacto con afectados y no contar con medicamentos.

Entretanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió ayer cambiar el nombre de la gripe porcina por el de gripe AH1N1, mientras los casos no dejan de aumentar. En México el número de afectados subió a 260 y ya son 11 los países donde está el virus.

A su vez la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) dijo que las aerolíneas están preparadas para lidiar con la crisis y remarcó que la OMS había aconsejado que no se restringieran los viajes regulares ni se cerraran las fronteras, aunque los enfermos deberían posponer sus viajes.

CIRCULAR INTERNA

Mientras el virus se expande en el mundo, en Panamá se hace cada vez más patente la vulnerabilidad del país por su ubicación geográfica y por ser una zona de tránsito internacional. Una circular interna del MINSA al que este diario tuvo acceso, destaca en ese sentido que, aunque “en Panamá aún no se ha reportado la circulación de este subtipo de virus por la alta movilidad de pasajeros internacionles procedentes de Estados Unidos y México, el país está expuesto a un riesgo potencial” por lo que se formula una serie de recomendaciones a los distintos estamentos de salud pública, para manejar los casos sospechosos de ser portadores y aplicar las medidas que correspondan.

El documento, que lleva la firma de la jefa nacional de Epidemiología, Gladys Guerrero y del director general de Salud, Cirilo Lawson, del MINSA, reconoce además “que la vacuna para la cepa de influenza estacional H1N1 no prevé ninguna protección contra el virus de la influenza porcina emergente”.