21 de Feb de 2020

Nacional

Medios libres, el camino a la paz

PANAMÁ. Hoy las organizaciones civiles en todo el mundo se toman el día para analizar la importancia de conservar y promover la liberta...

PANAMÁ. Hoy las organizaciones civiles en todo el mundo se toman el día para analizar la importancia de conservar y promover la libertad de prensa.

El concepto es parte de una mirada del mundo moderno y los nuevos roles que se asumen por los distintos integrantes de la sociedad y sus instituciones.

La libertad de prensa es, en esa óptica, una de las herramientas que garantizan el camino hacia la paz. Al menos en eso concluye Koïchiro Matsuura el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia la Educación y la Cultura, ( UNESCO), “Una prensa libre no es un lujo que pueda esperar hasta que lleguen épocas más pacíficas: forma parte del propio proceso a través del cual esa paz podría lograrse”. Señala Matsuura en su mensaje especial por el día de la Libertad de Prensa.

En el mundo contemporáneo, donde los factores que impulsan la mundialización han acelerado las interacciones entre los pueblos, es fundamental lograr que éstos se comuniquen por encima de sus diferencias culturales, agrega el documento de la UNESCO.

Los medios de comunicación pueden ser árbitros a este respecto y tienen una importante función que desempeñar para alentar y facilitar esa comunicación y ofrecer una tribuna abierta que propicie el debate entre todos los sectores de la sociedad.

Respetar las diferencias culturales pero preservar al mismo tiempo la libertad de expresión: ambas exigencias plantearán siempre conflictos que serán objeto de debate y negociación en toda democracia. Para la UNESCO, toda persona tiene derecho a expresarse con franqueza e incluso sin miramientos, con tal de que no pretenda incitar a la discriminación, la hostilidad o la violencia. Ante eventuales tentativas de restringir el derecho a la libertad de expresión, deberá tenerse presente ese principio.

Para fomentar a largo plazo una cultura mediática que propicie la consolidación de la paz se han de fortalecer los principios y prácticas de los medios de comunicación libres y profesionales.

Los medios de comunicación entusiastas, independientes, pluralistas, integradores e imparciales, libres desde el punto de vista de la redacción y ajenos a la censura y la influencia de los propietarios o empresas son los únicos que pueden contribuir al diálogo y la paz.