Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Nacional

¡Locura total!

PALABRA. En la Calle 50 parecía un había un carnaval. Las bocinas de los autos sonaban al compás de la canción que más se escuchó dura...

PALABRA. En la Calle 50 parecía un había un carnaval. Las bocinas de los autos sonaban al compás de la canción que más se escuchó durante los últimos meses y sobre todo anoche: “Los locos somos más”.

La locura inició a las 6:26 de la tarde cuando las autoridades del Tribunal Electoral dieron a conocer los resultados iniciales, pero irreversibles de los comicios: Ricardo Martinelli era el nuevo presidente de Panamá.

Martinelli bajó de su suite en el Hotel Marriot hacia un salón donde lo esperaban familiares, amigos, colaboradores y simpatizantes de los cuatro partidos de la Alianza.

Un Martinelli con la cara atravesada por una sonrisa inmensa llegó acompañado de su esposa, Marta de Martinelli, de su compañero de fórmula Juan Carlos Varela y de su esposa, Lorena Castillo.

“Me siento sumamente honrado, ahora los necesitamos a todos ustedes para empezar el cambio”, comenzó diciendo mientras invitaba a los presentes a acompañarlo a celebrar en el Hotel El Panamá.

“Mañana todos volvemos a ser panameños y tenemos que cambiar el país. Le agradezco a todos los que votaron, por mí o por los otros candidatos. Voy a gobernar con los mejores, independientes, PRD´s y les aseguro que cumpliré todas mis promesas de campaña”.

Al ritmo de la típica murga de carnavales, todos los presentes partieron hacia el centro de convenciones del Hotel El Panamá, donde la locura no hacía más que empezar.

UN PRESIDENTE CON MARIACHI

Ya en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa la fiesta había empezado sin los candidatos. Banderas multicolores ondeaban en el aire mientras afuera caía una leve llovizna. En la tarima el mariachi que animaba el evento solo se detuvo cuando el nuevo presidente de Panamá realizó su entrada triunfal. Lo seguía todo su equipo de campaña. Martinelli partió por delante, corrió al Mariachi y, como si nada, se puso a cantar “El Rey”. Como Di Caprio en Titanic, Martinelli se sintió el Rey del Mundo.

Al grito de ¡Viva Panamá! volvió a dar un nuevo discurso: “El cambio viene y viene con todos ustedes, porque Panamá va a ser un país de verdad”. Después, el nuevo presidente se sumó a la euforia general y se puso a bailar su canción favorita: “Los locos somos más”.