Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Nacional

Curar la CSS, el gran reto de Martinelli

PANAMÁ. El pronunciamiento del presidente electo, Ricardo Martinelli, de dar un plazo de 30 días para que se ponga orden al tema de la ...

PANAMÁ. El pronunciamiento del presidente electo, Ricardo Martinelli, de dar un plazo de 30 días para que se ponga orden al tema de la expedición de citas en la Caja de Seguro Social (CSS) ha generado expectativas en el sector salud.

Carlos Abadía, quien fue uno de los garantes de la Mesa de Salud en la Concertación Nacional para el Desarrollo, la cual promovió la implementación de un Sistema Único de Salud, calificó de “importante” que Martinelli esté preocupado por resolver este problema. Sin embargo, dice que todo dependerá de la solución de varios factores. Y es que resolver el problema de las largas filas en la CSS durante las madrugadas para tramitar las citas médicas, es muy difícil. Asegura que uno de estos factores está basado en la combinación de dos cosas: la burocracia y el modelo de atención obsoleto.

Dijo que el modelo de atención que se tiene actualmente, basado en la “demanda espontánea e incontrolada” de las atenciones, conlleva muchas veces a no conseguir la cita con el médico especialista. Este inconveniente ha perdurado en las distintas administraciones. “Es muy difícil”, advierte.

Aún así, el interés de Martinelli es visto con buenos ojos, pues es un indicio de querer buscar soluciones a los problemas que sufren los usuarios de los servicios de la CSS.

RETOS DEL GOBIERNO

Abadía considera que el reto estará principalmente en implementar un modelo de atención basado en el médico de cabecera familiar, que lleva a la parte preventiva más que curativa y reordenar la atención hospitalaria. Estos son los dos puntos importantes a resolver para acabar con las quejas.

Además hay que invertir los fondos necesarios para lograrlo, porque el último informe sobre el resultado financiero del Programa de Vejez y Enfermedad es lamentable. El programa, al 31 de diciembre de 2008, terminó con un superávit de $164 millones, mientras se ve que no hay insumos ni equipos para la atención.

Igualmente se debe revisar el sistema de compras y los ingresos de la CSS que son ineficientes, pues según Abadía, de acuerdo con sus cálculos, se están perdiendo anualmente $100 millones. La razón: no se está cobrando correctamente.

Jenny Vergara, representante del Ministerio de Salud (MINSA) en la Mesa de Concertación y promotora del Sistema Único que no prosperó debido a la oposición de los gremios médicos de la Comenenal, coincide en que los principales retos de la nueva administración de la CSS son el problema de las citas médicas, la gran mora en las cirugías, las dificultades para las pruebas de diagnósticos y el abastecimiento de los medicamentos.

“Estos temas deben ser abordados y resueltos desde el principio de la administración para beneficio de la población”.

Agregó que se debe hacer una fase de coordinación efectiva con el Ministerio de Salud para la prestación de servicios en todo el país. Esa debe ser la hoja de ruta de esta administración.

Además dijo que el sistema de salud debe transformarse de un sistema curativo a preventivo, que haya más articulación en la red de servicios y garantizar que el sistema siga siendo público y que el Estado asuma su responsabilidad con los beneficiarios.

La recomendación de Vergara sin duda tiene sabor a Sistema Único, un modelo del que el propio Martinelli no está convencido.

Entre tanto, Julio García, de la Comisión Médica Nacional (Comenenal), el principal opositor del Sistema Único, advierte que lo primero que se debe hacer en la CSS es “despolitizarla”. Y seguir con un diagnóstico “de lo que hay, lo que no hay y lo que está a la mitad”. Todo esto de la mano con más recursos.

“NO SUPERÓ EXPECTATIVAS”

“La administración de la CSS no llenó ni el 5% de las expectativas que se tenían que llenar y hacer en el área de la salud”, dice Abadía.

A su juicio, la gestión del Gobierno en la Caja de Seguro fue “un total fracaso”.

Por ello, aconseja que en el tema administrativo el director general “no puede estar centralizando toda la administración de la CSS, porque lo va a hacer mal, sea quien sea”.

Lo que se debe hacer es crear tres direcciones ejecutivas: Dirección Médica Ejecutiva, Dirección Ejecutiva de Prestaciones Económicas y una Dirección Ejecutiva de Riesgos Profesionales.

Estas tres direcciones tendrían poder de definir y decidir todo. Actualmente el director general tiene que supervisar y atender toda la “macropolítica” de la institución.

No obstante, esta es una opción sólo para mejorar la crisis del Seguro, lo ideal sería que existieran dos CSS: una para atender el sector salud, con un director general y la otra dedicada a las prestaciones económicas con un director y una junta directiva.