Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Desorden y saturación afectan urbe capitalina

PANAMÁ. El colapso del muro y de la acera, donde se construye el proyecto Star Bay Tower, de 76 pisos, provocó que los residentes de la...

PANAMÁ. El colapso del muro y de la acera, donde se construye el proyecto Star Bay Tower, de 76 pisos, provocó que los residentes de la Avenida Balboa, Paitilla, Marbella y parte de Bella Vista quedaran ayer sin agua potable y sin luz eléctrica.

El área en construcción quedó anegada y la acera que cedió rompió una fibra óptica y un transformador de Unión Fenosa, razón por la cual se dio esta situación en el área.

El trabajo que hay que hacer ahora, según el ingeniero Tomás Bernal, encargado de la seguridad del proyecto, puede demorar aproximadamente tres días. "Hay que sacar toda el agua y luego hacer una compactación del terreno, levantar el muro de 12 metros para hacer una nivelación y luego colocar la tubería madre.

Para solucionar el problema de la luz, Unión Fenosa hizo una interconexión y solo quedó sin luz el proyecto, Seis circuitos quedaron afectados.

En tanto que el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) tuvo que cerrar la vía Aquilino De La Guardia y la salida hacia Avenida Balboa de Calle Uruguay, para poder colocar dos válvulas mecánicas, lo cual provocó un insoportable tranque vehicular en el área.

El director del IDAAN, Juan Antonio Ducruet, indicó que se hizo este trabajo para aislar el tramo afectado y poder brindar el suministro de agua potable para el resto del área.

Ducruet explicó que los trabajos de reparación de la tubería afectada pueden demorar varias semanas, ya que se tiene que verificar que el nuevo relleno y el muro estén completamente sólidos para hacer la instalación.

SITUACIONES PREVISIBLES

El arquitecto y urbanista, Álvaro Uribe, explicó que tanto la rajadura del muro que se dio en el histórico Hotel Central en San Felipe, como el colapso del muro y de la acera en el proyecto Star Bay Tower, son fenómenos previsibles.

En el Hotel Central, indicó Uribe, esto se esperaba, porque al quitar el soporte interno del edificio, esto se podía caer. “Había que apuntalarlo. Esto fue una demolición disfrazada”.

En cuanto a la Avenida Balboa, el urbanista también dijo que se esperaba, toda vez que se están haciendo construcciones sin planificación y sin saber si el sector aguanta.

Cuando esto se hace así, agregó, las tuberías se desbordan y las calles se atascan y se pueden hundir. “Las tuberías no están hechas para aguantar peso, es un problema de capacidad de carga, pero las autoridades no están allí para decirlo”.

Para Uribe, ya es hora de que en Panamá se revise la zonificación, porque aquí se está violentando las leyes de la física.