Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Llanto, dolor y coraje en Las Guías

COCLÉ. Por espacio de media hora los cuatro paños de la Carretera Interamericana a la altura de Las Guías Oriente, estuvo cerrada, los ...

COCLÉ. Por espacio de media hora los cuatro paños de la Carretera Interamericana a la altura de Las Guías Oriente, estuvo cerrada, los moradores de la localidad protestaron junto a los familiares de las víctimas que han muerto arrollados por los conductores en esta vía.

Lo que propició el cierre fue la suspensión de la audiencia preliminar que estaba programada para realizarce ayer 13 en el Tribunal de Justicia en Penonomé, sobre las tres madres que murieron atropelladas el pasado 30 de septiembre, cuando un conductor se salió de la calle y las arroyó causándoles la muerte instantáneamente.

Ellas eran Yanilka Navas de Santana, Vetzy Samudio que estaba embarazada y Severiana Sánchez, quienes regresaban de dejar a sus pequeños hijos en la escuela de Las Guías.

Los manifestantes pedían a gritos la justicia para las víctimas que ya no están entre sus familias, donde aseguran que nadie les escucha por ser de estratos humildes.

Damaris Santana, es una víctima sobreviviente de un atropello el pasado 8 de diciembre, Día de la Madre, cuando un auto la arrolló sin contemplación.

Damaris invadida por el llanto dijo que no puede olvidar este acontecimiento, caminaba con su esposo cuando fue atropellada, ella estaba feliz con su bebé que ahora no puede atender a raíz de su accidente.

Ella quedó 15 días con pérdida de memoria, pero aún no ha logrado recordar aquel triste episodio, estuvo cuatro meses inválida y ahora apenas tiene un mes de volver a caminar. El conductor que la atropelló sólo estuvo arrestado por 24 horas y ya, pero a ella le quedó una grandísima cuenta en el hospital y todo el trauma sufrido.

Sus piernas y brazos no son los mismos y tiene muchas cicatrices en el rostro.

Piden justicia no sólo por las tres madres, sino por todas las víctimas tanto de niños, mujeres y adultos que han muerto, pero asegura que es por el gusto, pasa un día y otro y continúan los accidentes sin que nadie haga algo al respecto. Lo que más dura es el acto del atropello que la justicia que se les ha hecho a las víctimas señala. Su vida a cambiado y ahora constantemente padece dolores de cabeza y en sus extremidades.