Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Nacional

Manos laboriosas para el mundo

COCLÉ. Las manos laboriosas de todo el país se preparan para participar del 27 al 31 de mayo en la Feria Nacional de Artesanías que se ...

COCLÉ. Las manos laboriosas de todo el país se preparan para participar del 27 al 31 de mayo en la Feria Nacional de Artesanías que se celebrará en el Centro de Convenciones Atlapa, de la ciudad capital.

Durante cinco días, usted podrá apreciar el talento de cientos de hombres y mujeres, que con el transcurrir del tiempo descubrieron que la campiña interiorana tiene mucho que mostrar al país y al mundo.

Con la apertura de la Feria Nacional de Artesanías, se abre una vitrina para el hombre del campo. Tal es el caso de Reynaldo Quirós, quien tiene 32 años consecutivos de participar en el evento por lo que es considerado uno de los fundadores de la feria.

Quirós señala que la feria empezó de forma gratuita y poco a poco ha ido aumentando el precio. De momento sólo pagan 60 dólares por mesa, precio que considera justo, aunque no está de acuerdo con el poco espacio que le dan para exhibir los productos, pues antes, cuando era gratis, les daban dos metros de altura, ahora pagan y sólo le permiten un metro para colocar la mercancía, en su caso, los sombreros.

Desde los 12 años Reynaldo empezó a confeccionar sombreros, legado que aprendió de su padre.

Una de las puertas que se le ha abierto en grande son los hoteles de Río Hato, con quien dice tiene convenio, ya que los turistas tienen un periodo para visitar el sector y él es invitado a exponer sus productos.

Para la feria se ha preparado con muchos recordatorios: tales como abanicos, motetes, nasa, muñequitas, tambores, pilones, sombreritos, todos en miniaturas sobre representaciones típicas de la región coclesana.

Los materiales utilizados son: fibras, bellotas, madera, cedro, lana, hilo tapiz, madera, tintes naturales y artificiales.

Una gama de sombreros serán trasladados a Panamá para este evento, los cuales están clasificados en tres clases: los de trabajo (sombreros de junco, chonta, cañita, capachos), los sombreros diarios (de siete vueltas hasta 12 vueltas de diferentes tamaños utilizando los mismos materiales) y los de gala que son los finos, blancos, estilo ocueños y el famoso pinta’o.

La mercancía es de calidad, variedad y en gran cantidad. Se producen de 100 a 70 sombreros para llevar, también confecciona 350 recordatorios pequeños por cada uno de los modelos.

De las figuras en madera traerá de 75 a 100 adornos porque es lo que menos espacio le ocupan.

Coclé participará con varios artesanos de distintos puntos. De La Pintada participarán 10 artesanos, de las montañas de Penonomé (Toabré, Zofre, Membrillal, Pajonal) 25, de Antón cuatro que llevan dulces, de Río Hato uno, de El Valle de Antón, 10 artesanos.

Reinaldo Quirós señala que ellos necesitan más espacio para colocar todos sus productos, pues entre más variedad puedan mostrar mayor serán las ganancias y las ventas.