25 de Feb de 2020

Nacional

Cepas del virus viajarán a EEUU

PANAMÁ. El próximo lunes, Panamá enviará cuatro cepas del virus de la influenza A/H1N1 y la información estadística y clínica de su com...

PANAMÁ. El próximo lunes, Panamá enviará cuatro cepas del virus de la influenza A/H1N1 y la información estadística y clínica de su comportamiento, lo cual permitirá contribuir a la elaboración de una vacuna antigripal contra esta enfermedad y reducir los riesgos de una pandemia.

Para conocer un poco más acerca de qué es una cepa, cuál es el proceso para su obtención y cómo se producen las vacunas, Mariana García, jefa del Laboratorio de Virología del Instituto Conmemorativo Gorgas nos explica estos y otros detalles.

De acuerdo con García una cepa es la variación de un virus. Por ejemplo, en la influenza, esta cepa no es la original, más bien es una variación de ese virus, es decir es una mutación.

Dentro de los diagnósticos del nuevo virus se puede detectar sus huellas digitales, que corresponde a su ADN. Para hacer ese diagnóstico se tiene que tomar la muestra de un paciente con la enfermedad. Se descarta todo lo que no se necesite y se extraen los datos mencionados.

Estas pruebas de biología molecular son muy sensibles, por lo que se debe amplificar la partícula del virus para poder detectarla.

EL PROCESO

Según García lo que se hará será entregar las cepas del virus que estaba aislado. Esto se obtiene de las muestras de los pacientes infectados. Esas muestras se procesan y el virus se aisla.

Como los virus necesitan células vivas para desarrollarse, en el laboratorio del instituto se hace que artificialmente crezcan los viruses. Se toma la muestra del virus, se inocula (se introduce una sustancia en un organismo) en una célula y se pone en observación durante cinco días.

El virus empieza a destruir el tejido en la muestra del paciente, proceso que es observado mediante un microscopio. Después de cuatro o cinco días se recoge el material, se le hace una serie de pruebas y se puede decir que ya se tiene una cepa.

La especialista explicó que lo que se obtiene es el virus completo. Este resultado es el que se enviará a la OMS/OPS. Los científicos toman el genoma (parte interna del virus) y realizan comparaciones entre las muestras que han sido enviadas de los diferentes países, buscando las diferencias para encontrar consensos que sirvan de base para producir la vacuna contra la enfermedad.

Las vacunas se preparan a partir de huevos embrionados estériles. El virus de la influenza es un virus que no crece fácilmente y requiere de condiciones apropiadas.

La cepa que se envía a Atlanta, debe ser inoculada en un huevo de inmediato, porque de otro modo debe ser descartado y no puede servir para la preparación de vacunas. Los materiales del virus se guardan en tubos de vidrio y deben conservarse a temperaturas menores a los 70°, y se empaca en hielo seco para su envío. Al virus de la influenza no le gustan los cambios extremos de temperatura y por eso se envían congelados.