Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Nacional

Tóxicos resistentes a la prohibición

PANAMÁ. Los venden en todos lados. Sólo es cuestión de llegar y preguntar. En las jardinerías de la ciudad, en los almacenes del inte...

PANAMÁ. Los venden en todos lados. Sólo es cuestión de llegar y preguntar. En las jardinerías de la ciudad, en los almacenes del interior. No hay calaveras negras pintadas en las bolsas sino árboles verdes y paisajes de ensueño. Son agrotóxicos que están prohibidos en el mundo por su alto peligro para los seres humanos y el ambiente, sin embargo, en Panamá se venden con libertad. Es extraño: desde 1997 no se hacían estudios para verificar los riesgos de los herbicidas, acaricidas, insecticidas y fungisidas. Este año, finalmente, sí se hicieron. La Estrella tuvo acceso al documento que revela los serios peligros de la utilización de algunos productos. El documento fue elaborado por la Dirección de Sanidad del Ministerio de Agricultura. “Es responsabilidad del MIDA y del MINSA restringir, prohibir y revocar el registro, ingreso, fabricación de plaguicidas y fertilizantes para uso en agricultura cuando esté comprobado que conspiran contra la sostenibilidad humana y ecológica”, explica el documento. Luego, enumera lo que puede pasar: cáncer, esterilidad, mutaciones genéticas, entre otras aberraciones.

Sin embargo, como decía, los venden en todos lados. ¿Por qué siguen a la venta si el ministerio sabe que son dañinos para los panameños? Porque el ministro del MIDA, Olmedo Espino, desde el mes de abril, no firma el resuelto que sacaría los productos del mercado. “Lo consultaremos con la próxima administración”, explica con ligereza el ministro.

El sector agroquímico, el año pasado superó los 40 millones de dólares. Raúl Carranza, presidente de RAPAL en Panamá, señaló que los plaguicidas deben salir del mercado inmediatamente porque están violando el Convenio de Estocolmo, Rotterdam y Basilea, que establecen normas internacionales para el tratamiento de agrotóxicos. “Esta es una cuestión de Estado que no puede esperar hasta el próximo gobierno. Es un atentado contra la salud pública”, sentencia Carranza.

Jorge Luis Requena, director de Sanidad Vegetal del MIDA, explica que los peligros están latentes y que todo lo que dice el informe que desarrolló su departamente es absolutamente cierto. “Supongo que es una cuestión de tiempo hasta que se firme la resolución”, explica el funcionario.

El presidente de la Asociación de Productores, Virgilio Saldaña, explica que para ellos, lo primero es la salud humana. “Pero ahora el MIDA deberá reemplazar estos agentes tóxicos con productos limpios pero igual de eficientes”.