Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Nacional

Cruzada contra los delitos en la frontera

CHIRIQUÍ-FROTERA. Reducir el contrabando, los robos, hurtos y otros delitos entre la frontera de Panamá y Costa Rica, es el tema de may...

CHIRIQUÍ-FROTERA. Reducir el contrabando, los robos, hurtos y otros delitos entre la frontera de Panamá y Costa Rica, es el tema de mayor preocupación en Chiriquí.

La Gobernación de la provincia y las principales autoridades de varias instituciones han comenzado a coordinar acciones para frenar la inseguridad en la zona fronteriza, confirmó el gobernador Enrique Fernández.

Para el alcalde del Barú, Franklin Valdés, se necesita contar con mayor apoyo del Gobierno Central para atacar todos los problemas que se presentan en la frontera entre ambos países.

El contrabando es un problema permanente en la frontera que la Policía de Fronteras viene enfrentando y se hace necesario mantener mayor vigilancia porque son áreas sensitivas para cualquier ciudadano de los dos países, dijo Valdés.

La frontera es muy extensa y requiere de mayores recursos económicos, humanos y de la voluntad de los gobiernos para brindarle mayor seguridad a la población en general.

Varios millones de dólares producto del contrabando pasan constantemente por la frontera, en donde la venta de mercancía seca, ganado, licores, cigarrillos, tomates, el tráfico de drogas, armas y de personas, es un problema que no es nuevo, ya que todos los gobiernos que han pasado conocen de esta situación, sustentó el alcalde.

Hace falta aumentar la vigilancia y coordinación de las autoridades, no sólo policiales, sino la colaboración de las instituciones y entidades homólogas en lado costarricense.

El incremento de nuevas estructuras para la vigilancia de la Policía Fronteriza, fiscalización aduanera, y el Ministerio de Salud debe hacerse presente en varios puntos como Breñón, Santa Clara, Piedra de Candela y Limones en el Barú. Estas zonas son utilizadas por los contrabandistas para cometer sus delitos.

Es por eso que Fernández, el gobernador de la provincia de Chiriquí, mencionó que se reunió con los directores de las instituciones que tienen que ver con los problemas en la frontera para conocer la realidad existente.

El doctor Fernández, afirmó que en la frontera hay una realidad o un problema que hay que enfrentarlo para buscar soluciones conjuntas con las instituciones involucradas.

La primera autoridad de la provincia dijo estar dispuesto a apoyar a los funcionarios de estas instituciones para reducir los casos que se reportan.

Los pequeños productores de plátanos del área del Barú vienen sufriendo pérdidas, pues hay delincuentes que se aprovechan y hurtan la producción que a ellos les cuesta tanto.

Las autoridades locales coincidieron que hay que ejecutar no sólo más acciones de vigilancia, sino la revisión de los camiones que salen del Barú cargados de plátanos para que se compruebe la procedencia de esta mercancía.

Denis Miranda, director del Ministerio de Desarrolo Agropecuario en la región chiricana, dijo que el 90% del contrabando de tomates, es responsabilidad de los productores porque ellos conocen quiénes se dedican a este práctica.

Aparentemente se traen de Costa Rica productos que lo perjudican el comercio nacional.