Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Noriega pide ‘gracia’ a Sarkozy

LONDRES. Manuel Antonio Noriega se juega una última carta para evitar su extradición a Francia, donde la justicia lo reclama por cargos...

LONDRES. Manuel Antonio Noriega se juega una última carta para evitar su extradición a Francia, donde la justicia lo reclama por cargos de lavado de dinero.

Ayer, según un informe de la agencia AFP , el ex dictador panameño remitió al presidente francés Nicolas Sarkozy una “petición de gracia”, en un último intento para frenar su traslado a territorio francés, donde le espera el nuevo proceso judicial.

Noriega comisionó al abogado Giovanni Di Stefano para que le represente en esta gestión ante el gobierno francés.

Di Stefano indicó a la agencia de noticias francesa que las autoridades de ese país tenían conocimiento del paradero de Noriega en 1999, cuando lo juzgaron en ausencia, por lo que hubieran podido pedir una extradición temporal para hacer un juicio en presencia.

La tesis del abogado radica en que si al ex dictador panameño se le hubiera sometido a un juicio correcto, “los cuatro bancos franceses que lo ayudaron en el lavado del dinero hubieran quedado envueltos en un escándalo”.

En 1999, Manuel A. Noriega fue condenado a 10 años de prisión por diversos cargos, pero las autoridades francesas tienen el propósito de organizar un nuevo proceso en su contra, esta vez, por lavado de dinero.

Hace dos años, Francia solicitó a EEUU la extradición de Noriega para juzgarle. El que fuera considerado “hombre fuerte de Panamá” está aún detenido en una prisión de mediana seguridad en La Florida, EEUU, donde ya purgó 17 años de cárcel y se le concedió una rebaja de pena que le dio libertad, aunque este derecho no ha sido efectivo por las solicitudes de extradición de Panamá y Francia.

PELEA DILATADA

En enero pasado, Noriega insistió en una audiencia realizada ante un tribunal de Miami, alegando que por su estatus de “prisionero de guerra” debía ser devuelto a Panamá.

La decisión del tribunal favoreció la extradición de Noriega a Francia, decisión que su abogado Frank Rubino apeló.

Este dictamen ratificó la decisión del juez federal William Hoeveler, quien en agosto de 2007 negó que la Convención de Ginebra fuera un obstáculo para extraditar a Francia al militar panameño.