Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Ánimos caldeados en Bambú

PANAMÁ. Unas 90 familias de la comunidad del Bambú, en el distrito de Changuinola, podrían quedar en la calle, ya que después de más se...

PANAMÁ. Unas 90 familias de la comunidad del Bambú, en el distrito de Changuinola, podrían quedar en la calle, ya que después de más seis décadas de vivir en estas tierras, hoy, unos supuestos dueños reclaman el derecho sobre un globo de terreno de unas 33 hectáreas, ubicadas a 200 metros de la carretera Interamericana Changuinola-Almirante.

Una orden de desalojo emitida recientemente por el corregidor Pedro Abrego, provocó que se caldearan los ánimos de los indígenas, quienes se armaron de palos y machetes, frente a una fogata y enfurecidos prometían defender con sus vidas la tierra en que han vivido todo una vida.

Rogelio Ábrego, uno de los líderes de la comunidad del Bambú, mencionó a Ernesto Chin y Ricardo Urrutia como los gestores del supuesto desalojo.

Además, Ábrego indicó que una de las dueñas del globo de terreno en conflicto cedió las tierras y que todo está documentado.

Rodríguez Victoriano, uno de los afectados y quien se encontraba pintado de guerra como sus ancestros, dijo estar dispuesto a ofrecer su vida, a cambio de la tierra que lo vio nacer. Agregó el dirigente que los supuestos dueños “no deben hacer presencia en la comunidad, ya que serían amarrados y juzgados al estilo de nuestra etnia”.

El conflicto en mención podría empeorar, ya que los indígenas están a la espera de que las autoridades practiquen la diligencia de desalojo.

Este conflicto ha provocado que los indígenas pongan centinelas armados con machetes en todo lo largo del camino real, para evitar la llegada de forasteros.

Los indígenas reiteraron que toda persona que intente llegar a la comunidad para apropiarse de los terrenos lo hará bajo su propio riesgo.