Temas Especiales

05 de Jun de 2020

Nacional

“Secuestro” afecta aún más a Bosco

PANAMÁ. En el edificio El Hatillo la situación se complica. Unos mil dólares del salario mensual (de 7 mil dólares) que devenga el alcal...

PANAMÁ. En el edificio El Hatillo la situación se complica. Unos mil dólares del salario mensual (de 7 mil dólares) que devenga el alcalde capitalino, Bosco Vallarino, le serán embargados hasta completar los 121 mil dólares con 30 centésimos que se ordenó pagar a su antecesor en el cargo, Juan Carlos Navarro, tras una demanda de éste.

Según la orden del Juzgado Décimo Séptimo, revelado el pasado viernes, el secuestro abarca específicamente el 15% del excedente del salario mínimo de Bosco, incluyendo comisiones y gastos de representación.

Y mientras en la Alcaldía de Panamá han decidido guardar silencio ante la noticia, el secuestro va. Según el abogado del exalcalde Navarro, Rosendo Rivera, dijo a La Estrella que el Municipio de Panamá tiene la obligación de que una vez salga la resolución se cumplan con los descuentos por el secuestro a Vallarino y retenerlos como ordena el juzgado.

“Es un procedimiento que no se puede desconocer de ninguna manera”, sostuvo Rivera.

Rivera, quien presentó en nombre del exalcalde tres demandas ante el Ministerio Público en contra de Vallarino, precisó que las personas en el Municipio, subalternas o no de Bosco, “están obligadas por ley a realizar el descuento”.

El abogado recordó que los secuestros no se notifican, sino que se solicitan y se ejecutan.

La querella por la cual se ha dictado el secuestro, corresponde a un caso de calumnia e injuria que interpuso Navarro contra Bosco por 1 millón de dólares. En caso de que no se ejecute la medida para el descuento, Rivera adelantó que hay otras formas de cobrar como bienes, propiedades, lo que todavía “no hemos descartado”.

IMAGEN DEL ALCALDE

Jaime Porcell, analista político, dijo que para Bosco Vallarino “no es gran cosa” el asunto en estos momentos.

“Es como un globo inflado. Si se da el fallo y lo encuentran culpable entonces lo multan”, dijo. El analista indicó que hasta ahora se trata de una acción precautoria por si se falla en contra.

Sin embargo, Porcell cree que la decisión del Juzgado XVI del Primer Circuito Judicial del Ramo Civil no empaña la imagen del alcalde Vallarino.

Pero Mario Rognoni, también analista político, no comparte esa opinión. “Falta el fallo definitivo y que terminen las apelaciones, eso no debe causarle mayor problema a él, pero en la imagen le ha creado un problema evidentemente”, indicó.

Rognoni explica que a Bosco en nada le ayuda que la gente piense o perciba que “lo van a encontrar o lo están encontrando culpable” de calumnia e injuria.

“Eso le deteriora más la imagen al alcalde”, reiteró.

La orden dictada por la juez suplente Arelis Pérez el jueves 3 de diciembre, incluye también comisiones, bonos y cualquier remuneración que tenga el alcalde.

Navarro querelló a Vallarino por calumnia e injuria, porque éste le llamó “narcoalcalde” en un programa de televisión, en marzo de 2009.