Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Nacional

El Topón, una fiesta de Navidad

COCLÉ. El Topón, en La Pintada fiesta tradicional, religiosa y popular; dedicada desde épocas inmemoriales para celebrar la navidad de J...

COCLÉ. El Topón, en La Pintada fiesta tradicional, religiosa y popular; dedicada desde épocas inmemoriales para celebrar la navidad de Jesús en Belén, es representada por dos imágenes artesanales, una de la madre, la Virgen María, nombrada entre el campesinado pintadeño como “La Pascualita”, y otra de su hijo, “El Niño Dios”, en una figura tallada con un sombrero típico. Ambas imágenes, reposan en sus respectivos nichos de madera. Recorren durante una parte del año pueblos de la montaña, llevando bendiciones y recogiendo “promesas” de fe. Son trasladadas en dos sillitas de madera, con fieles alumbrados de velas; al son de singulares toques de violín y tamborcitos, el día 25 de diciembre sobre las cabezas de dos devotos, llamados “mayordomos” procedentes de Llano Grande y de Orarí que llegan a la Plaza de la Cruz, y luego de una sencilla inclinación reverencial entre el divino Niño Dios y su madre celestial, se presentan ante la numerosa concurrencia que aplaude fervorosamente. Inmediatamente, son acompañados con los tradicionales villancicos del coro parroquial.

Luego de la misa a campo abierto, que es celebrada por el obispo de la Diocésis de Coclé con varios sacerdotes; la Virgen María y el Niño Dios encabezan la procesión alumbrada y cantada hacia el Templo de la comunidad donde reposaran hasta la Navidad del próximo año.

ASÍ RECUERDAN EL TOPÓN DE ANTAÑO

No se tiene una fecha exacta del inicio de esta tradición pero las personas de edad avanzada hoy en día, reconocen que sus antepasados en su juventud, conocieron de El Topón con bastante antelación.

Enriqueta Martínez, de 88 años, dice que en su época de juventud, no había muchas casas, estas eran de gente pobre, se unían a las muchachas o muchachos en horas de la tarde y salían de la iglesia con los cantos de Navidad en compañía del Padre Vieto a “topar a los santitos”.

La maestra Justa Moreno Fernández de Conte, de 87 años, rememora que su tía Elenita, practicaba a las jovencitas con enseñanazas de villancicos como “ venid pastorcillos, adorar al niño, adorar al niño que ha nacido ya...” En ciertas ocasión recibí un aguinaldo que consistía en una muñeca hecha de “tuza” de maíz, arregladita bajo la cama.

En la plaza, se congregaban para ver asomarse la caravana humana por cada lado, con cientos de velas que titilaban hermosamente para luego lanzarse al encuentro con músicas y algarabías navideñas.

“Era como un encuentro de luciérnagas” revive en sus recuerdos la maestra Justa.

Según Enrique Him, quien de niño vivió en Llano Grande, rememora que junto a Alejo Rojas, Nazario Guerra, Rafael Guerra, Francisco Rodríguez, Plácido “peregrinaron” muchas semanas y la gente daba sus monedas de “cuartillos” como donativos a La Pascualita.

Un día antes (24 de diembre) en Llano Grande, la imagen de la Virgen era adorada en una casa que ofrecía, abundante comida a los numerosos visitantes, se cantaban rosarios, tocaban y bailaban cumbia y fachenda.

La “tía Lola” , Isidra Sánchez de González, oriunda de Potrerillos, Orarí, la ruta del Niño Dios, recuerda que era una gran fiesta la presencia de la imagen, porque era muchísima gente, siguiendo la caminata hasta La Pintada, cumpliendo las llamadas “promesas”.

Eran grandes cantidades de comida, como bollos, puerco y “la curacha” hasta amanecer allá donde Fabio José Arosemena en Calabazo.

Muchas añoranzas de ese ayer lejano y natural persisten en los moradores de La Pintada, celosos de El Topón original, en cuyas casas era de ver los grupos de familiares de lugares distantes pidiendo posadas aunque fuera al aire libre, para cocinar, poner sus hamacas para los niños, conseguir padrinos para los bautizos.

La Pintada en esta fecha de la navidad única y especial, se presentaron conjuntos y Orquestas de fama, como la Orquesta Master, La Imperial de Colon, Popo Valderrama y sus Miserables, típicos como Ceferino Nieto, Yin Carrizo, Dorindo Cárdenas, Sindo López, Los Guabeñitos de Toyo Simiti, entre muchos otros.