Temas Especiales

31 de May de 2020

Nacional

En la frontera exigen mayor vigilancia

PASO CANOA. Autoridades costarricenses y panameñas se reunieron ayer, una vez más en la frontera con el fin de coordinar acciones tendie...

PASO CANOA. Autoridades costarricenses y panameñas se reunieron ayer, una vez más en la frontera con el fin de coordinar acciones tendientes a neutralizar los casos de contrabando, tráfico de drogas y de seres humanos, secuestros e intercambiar información sobre personas que tienen casos pendientes con la justicia en cualquiera de ambos países.

El comisionado Frank Abrego, director general del Servicio General de Fronteras, señaló que la frontera es muy compleja, abierta o libre en donde se tiene que brindar una mayor y mejor vigilancia en donde deben actuar los estamentos de seguridad de ambas naciones para minimizar hechos fuera de lo legal.

El comisionado Abrego, afirmó que durante este último mes del año y al acercarse el 2010 no se ha reportado casos de asesinatos o ajusticiamiento lo que indica que el pie de fuerza y el aumento de unidades en frontera ha servido.

Para vigilar los pasos clandestinos en la frontera entre Panamá y Costa Rica se implementará un equipo móvil de la Policía de Fronteras para tener mayor control en las diferentes áreas.

PUNTO TICO

En tanto Alan Obando Flores, director de la Zona Sur de la Fuerza Pública de Costa Rica, agregó que el objetivo de la reunión con autoridades panameñas es darle seguimiento y coordinar acciones para mejorar la vigilancia en la frontera y poder lograr disminuir los delitos, contrabando, homicidios, asesinatos, paso ilegal de ciudadanos de otras naciones que no tienen sus papeles en regla.

Obando, dijo que afortunadamente en los operativos entre Panamá y Costa Rica en los últimos meses se han logrado positivos resultados en el decomiso de drogas, se han desarticulado varias bandas o pandillas que operaban en comunidades fronterizas que se dedicaban al hurto de locales comerciales a los ciudadanos y residencias.

MIGRACIÓN

Por su parte las autoridades del Servicio de Nacional de Migración (SNM) continúan en los operativos en los diferentes retenes de Guabalá y Paso Canoa, logrando la retención de ciudadanos nicaragüenses, colombianos y de otras nacionalidades.

Por otro lado, los moradores de las áreas cercanas a la frontera exigen mayor seguridad en estos sectores en donde en los últimos tiempos se ha incrementado los robos, hurtos y suicidios. Esperan que el plan trazado por ambos países devuelva la tranquilidad a quienes residen es este sector fronterizo del país quienes con frecuencia deben enfrentarse a situaciones difíciles que pone en peligro sus vidas.