Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Sobrepoblación de docentes en Chiriquí

CHIRIQUÍ. Unos 6 mil educadores de la provincia de Chiriquí acudieron a llenar las solicitudes para tener la posibilidad de ser nombrado...

CHIRIQUÍ. Unos 6 mil educadores de la provincia de Chiriquí acudieron a llenar las solicitudes para tener la posibilidad de ser nombrados en el sector educativo, ya sea en las escuelas primarias o secundarias.

Durante cuatro días, las filas eran interminables en donde educadores de todas partes de la provincia aplicaron luego de cumplir con los requisitos, señaló Patricia González, representante de los padres de familia en la Comisión de Selección en Chiriquí.

De acuerdo a González, este año sólo hay 588 vacantes que incluye el nombramiento de educadores en escuelas primarias y centros especiales de educación media.

Según la representante de los padres de familia, cada año hay un incremento de más educadores que desean ingresar al sistema educativo, pero que si aprueba la transformación curricular en el nuevo plan del MEDUCA se van a necesitar más educadores y debidamente preparados.

Uno de los sectores que exige mayor cantidad de nombramiento son las escuelas primarias en especial en la Comarca Ngöbe Buglé, ya que algunos educadores se jubilan, tienen problemas de salud y otros de riesgos, que obligan que haya algunas plazas.

Los planteles de la provincia de Chiriquí presentan más necesidad en educadores de enseñanza en materias como inglés, laboratorio y maestro de educación para el hogar.

Este año, los educadores aspirantes han llenado las solicitudes, pero a diferencia de otros períodos la selección se va a llevar a cabo en la sede central del MEDUCA con la participación de los representantes de los padres de familia, dirección provincial en forma transparente de acuerdo a las necesidades en el sector educativo en la provincia de Chiriquí.

Le corresponderá a la Comisión de Selección revisar al final si el proceso se ha llevado correctamente.

La mayoría de los educadores que aplicaron señalaron que esperan ser nombrados en cualquier lugar sin importar las dificultades y en donde tendrán que adaptarse porque si no nunca podrán entrar al sistema educativo.

EN LA COMARCA

De acuerdo a los educadores del sector indígena son muchas las necesidades educativas que confrontan en la Comarca Ngöbe Buglé, no sólo el nombramiento de educadores en escuelas primarias, mejores condiciones en los planteles, el acondicionamiento de los servicios o letrinas, la ampliación de los salones entre muchas de las vivencias que confrontan los estudiantes.

Una de las educadores, Ruth Aguilera, trabaja en la comunidad de Quebrada de Loro, en donde tienen que atravesar el río porque no cuentan con puentes, en la temporada lluviosa y no pueden llegar a tiempo a sus clases.

En algunas de las ocasiones, los maestros que son nombrados tienen que viajar largos caminos a caballo, ríos, montañas bajo el sol o lluvias para poder establecerse en las escuelas que han sido nombrados.

Trabajar como educador en las áreas indígenas no es tarea fácil, dijo el maestro Ricardo Espinosa, quien tiene un año de trabajar en la comarca y cada año tiene que aplicar para ser nombrado en donde algunas educadoras por razones de enfermedad, de familia, riesgos en el lugar deciden renunciar a sus nombramientos o piden traslado, cosa que no es fácil lograr que sean reubicados en otro plantel.

Espinosa, afirmó que los maestros tienen que hacer de todo en las zonas indígenas.