25 de Feb de 2020

Nacional

“Martinelli quiere control absoluto”, Henríquez

Como una proceso de debilitamiento a la institución judicial calificó el presidente del Partido Popular, Milton Henríqu...

Como una proceso de debilitamiento a la institución judicial calificó el presidente del Partido Popular, Milton Henríquez, lo que está sucediendo con la procuradora General de la Nación, Ana Matilde Gómez. Según Henríquez, la Procuradora está en un estado incierto, que le impide cumplir con sus responsabilidades de manera adecuada, ya que no sabe si mañana estará en su cargo o no.

Para Henríquez el proceso abierto contra la Procuradora no tiene sentido alguno y la Procuraduría de la Administración debió haberlo rechado de manera inmediata y no proceder como lo está haciendo. “La Corte ya debió haberlo rechazado”, afirmó.

Henríquez denunció en Telemetro, una injerencia importante del ex presidente Ernesto Pérez Balladares sobre la Procuraduría de la Administración, y afirmó que amigos del ex Presidente dentro de esta Procuraduría, ofrecieron ayudar a Ana Matilde Gómez, tal cual le informaron funcionarios del Ministerio Público. Además, Henríquez aseguró que el presidente Martinelli lleva adelante un proceso de control sobre todos los órganos de poder, similar al proceso que ha llevado Hugo Chávez en Venezuela, con su toma de control total de los poderes del Estado. “El hecho de que el presidente Martinelli no sea militar ni de izquierda, no significa que no tome las mismas acciones que Chávez”, adujo, agregando que “Martinelli está sirviendo en un plato a la Procuradora, al crimen organizado”.

El líder de los democristianos afirmó que el problema aquí es que la Procuradora no está haciendo lo que el Presidente quiere. “Él le dijo si era capaz y si tenía la voluntad de meter presos a dos ex presidentes, y ella dijo que no era cuestión de voluntad, sino de pruebas”.

Henríquez afirmó que la separación de poderes y los mecanismos de contrapeso existen y son necesarios porque los poderosos se equivocan y las malas decisiones de los poderosos las paga el país.