20 de Feb de 2020

Nacional

El parque se quedó a medias

VERAGUAS. El proyecto de remodelación del parque de Santiago en este momento afronta su peor crisis, debido a que los trabajos llevan do...

VERAGUAS. El proyecto de remodelación del parque de Santiago en este momento afronta su peor crisis, debido a que los trabajos llevan dos semanas totalmente paralizados sin que las autoridades municipales, gestionen una alternativa viable para la culminación de esta obra.

Los problemas con este proyecto han surgido a raíz de que la empresa subcontratada Constructora Civiles e Industriales no ha cumplido con los plazos estipulados para la ejecución de la obra y ha confrontado una huelga de unos 17 trabajadores que reclaman el pago de más 8 mil dólares por concepto de prestaciones laborales y salarios caídos.

Mientras tanto Raúl Rujano, vocero de los trabajadores del proyecto, confirmó que el grupo de obreros pidió al Ministerio de Trabajo la retención de un pago de 8 mil dólares que se había hecho a la empresa con el fin de que se cancelara la deuda que se tiene con los trabajadores, aunque el problema se ha agravado debido a que el representante legal de la compañía que ejecuta la obra no ha dado la cara.

Walter Cáceres, representante legal de esta empresa no ha hecho comentarios con referencia a los problemas que presenta el proyecto de remodelación del parque de Santiago, cuya inversión implica un monto de 115 mil dólares.

POLÉMICA

El proyecto de remodelación del parque de Santiago que forma parte del casco de esta ciudad, desde sus inicios fue el centro de polémicas debido a la oposición grupos de ciudadanos organizados y de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Veraguas (SIAVE) que cuestionó desde los diseños de la obra hasta las especificaciones técnicas del mismo.

No obstante, ayer José Horacio Echevers, dirigente de este gremio, informó que a pesar de que a la Alcaldía de Santiago se le presentaron una serie de recomendaciones técnicas para que el diseño y construcción del proyecto fuera mejorado ninguna de estas fue tomada en cuenta y la obra se comenzó a ejecutar con algunas deficiencias.

Echevers por ejemplo citó el hecho de que a la Alcaldía y a la empresa se les recomendó reemplazar la totalidad del piso para que el mismo se colocara completamente nuevo, sin embargo, la solicitud no fue tomada en cuenta.

Por otro lado el retraso en la ejecución del proyecto también ha provocado incomodidad en niños y jóvenes que habitualmente durante esta época de vacaciones utilizaban este sitio para actividades recreativas que ahora se encuentra cerrado desde el mes de julio del año pasado.