Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Arias, el Carnaval no es tuyo: “Salo”

PANAMÁ. El trepa que sube en el Carnaval capitalino no termina, mientras que las personas gozan del jolgorio, la diversión y la algarabí...

PANAMÁ. El trepa que sube en el Carnaval capitalino no termina, mientras que las personas gozan del jolgorio, la diversión y la algarabía. La novela de Carlos Arias como organizador del Carnaval Centenario 2010, continúa. Ayer, culpó a las autoridades de querer desprestigiar su organización. Arias enfatizó que a ellos se les critica sin dar soluciones que beneficien las actividades carnestolendas.

“A nuestra organización no le han dado un solo centavo y estamos trabajando hasta con las uñas para que todo quede bien”, acotó. Las diferencias se hacen visibles cada vez más con el ministro de Turismo, Salomón Shamah.

La medida inusual de cobrar un dólar por persona al entrar a los culecos de la Vía España continúa siendo la manzana de la discordia en el segundo día de fiesta. Incluso causó enfrentamientos entre las autoridades de Turismo y los miembros de la Junta del Carnaval capitalino.

Arias enfatizó que él ha tenido que correr con todos los gastos del Carnaval y que por ello se cobra la mojadera. Sin embargo, Salomón Shamah expresó que a todas las personas que se le cobró por entrar a los culecos se le devolvió su dinero, pues la actividad es gratuita. Shamah aclaró que no tiene diferencias con Arias, pero que “él debe tener claro que el Carnaval no es suyo sino del pueblo”, aduciendo que el Estado puso 200 mil dólares y la Cervecería 80 mil dólares más gastos cuantiosos de la Policía, los bomberos y personal del Sinaproc.

El ministro sostuvo que nadie, más que las autoridades competentes, tienen la facultad de suspender el Carnaval, y eso no se ha hecho. El Gobierno Nacional mediante la ATP entregó para la realización del Carnaval capitalino 200 mil dólares.

Desde las 4:00 p.m. de ayer se corrió el rumor de que el Carnaval Centenario 2010 había sido suspendido temporalmente, luego de que Arias fue conducido hacia la Corregiduría de Santa Ana, por no tener los permisos para la venta de licor y permitir el consumo a menores de edad. A eso de las 6:30 p.m., Arias fue liberado tras pagar una multa de 200 dólares.