Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Los olvidados de Quebrada Negra

COMARCA NGÖBE BUGLÉ. Unos 500 productores agrícolas, ganaderos lecheros y cañeros de la comunidad de Quebrada Negra en Aserrío, a unos 1...

COMARCA NGÖBE BUGLÉ. Unos 500 productores agrícolas, ganaderos lecheros y cañeros de la comunidad de Quebrada Negra en Aserrío, a unos 10 minutos de la frontera entre Panamá y Costa Rica, se sienten abandonados por el Gobierno.

Consideran que a pesar que hacen todo lo posible por desarrollar su comunidad la falta de atención de los diversos gobiernos ha sido nula.

Señalan que en el lugar se necesita el asfaltado de la única carretera de entrada y salida de las cosechas y la movilización de unas mil familias que residen en el lugar.

Lilia Johnson se levanta todos los días a las tres de la mañana para iniciar la labor de ordeñar para que la empresa que recolecta la producción de leche la puedan trasladar temprano en los tanques especiales hacia las procesadoras.

“Nos preocupa que desde hace siete años presentando la inquietud al gobierno pasado y también al presente con el fin de buscar una solución al problema que tenemos y es que por donde pasa la actual carretera existe un área que se está derrumbando cada año y más cuando llueve lo que podría dejarnos incomunicados ya que es la única vía de acceso”, dijo Johnson.

Las alcantarillas ya no soportan la gran cantidad de agua que arrastran las fuertes corrientes, lo que amenaza con derrumbar y dañar la carretera de la comunidad que según ellos les ha costado tanto, aunque todavía les falta el asfaltado indicó la residente.

Los productores del sector mostraron su preocupación por que por esa vía ellos trasladan sus cosechas de plátanos, la leche, ganado de carne, de ceba, arroz y otros rubros como la yuca, el maíz, verduras y naranjas.

De unas dos mil familias que residen en el lugar unas 500 de ellas no cuentan con el sistema de alumbrado eléctrico pese a que los cables de alta tensión pasa cerca de la comunidad.

Una fuente del Ministerio de Obras Públicas, indicó que se están haciendo las evaluaciones del problema de estos moradores y productores para la posible construcción o colocación de unos gaviones de piedras para evitar el derrumbamiento del área erosionada.

Estas familias indicaron que desde hace años vienen haciendo los trámites para contar con la energía eléctrica, pero parece que no es posible.

La situación de los residentes de Aserrío, una comunidad vecina a Gariché, ha sido elevada a la oficina de Electrificación Rural del ministerio de la presidencia del gobierno para su evaluación.

Esta oficina tiene como fin atender los problemas de electrificación en aquellas comunidades en donde las empresas de distribución no tienen acceso a ciertas áreas.

En la provincia de Chiriquí existen comunidades algunas de ellas ubicadas cerca a hidroeléctricas sin contar el servicio de luz.