27 de Oct de 2021

Nacional

Gobierno acepta altos niveles de inseguridad

Si bien durante meses los más altos personeros del Gobierno han negado una y otra vez que se haya pedido el control y que la inseguridad...

Si bien durante meses los más altos personeros del Gobierno han negado una y otra vez que se haya pedido el control y que la inseguridad ha ganado la batalla a los estamentos de la fuerza pública, poniendo incluso en duda las cifras delincuenciales dadas por medios de comunicación, como las que registra mes a mes el diario hermano EL SIGLO, o atribuyendo todos los casos al narcotráfico, hoy José Hilario Trujillo, asesor de seguridad pública del Ministerio de Gobierno y Justicia, reconoció finalmente el grado de violencia que sufre el país.

El mayor retirado Trujillo aceptó que el Gobierno busca “controlar la estampida delictiva”, y que el propio Ministerio de Gobierno y Justicia (MINGOB), ahora Ministerio de Seguridad ha dicho que tenemos un problema que ha llegado ya a niveles de crisis en lo que a seguridad se refiere. El MINGOB, bajo la dirección de José Raúl Mulino, está consciente de la situación y ha comenzado, junto a su equipo de trabajo, a dar los pasos efectivos para replantear la problemática.

Además de la creación del nuevo Ministerio está la “Ley Zanahoria” que actualmente se debate con todos los interesados, porque las autoridades consideran que con la merma en la venta de alcohol en horas de la madrugada se logrará también frenar la incidencia de hechos violentos. “Esto puede amainar la situación, aunque no es terminal”, infirió.

Quienes adversan la Ley, en su mayoría los dueños de locales nocturnos, insisten en que la misma atenta contra la seguridad jurídica, no obstante, el Gobierno piensa llevarla adelante.

“Se está planificando la estrategia que vamos a implementar, porque la gente está reclamando estrategias; está el proyecto Calle Segura”, que también darán a conocer, y que esperan redunde en beneficios para la comunidad.

Trujillo afirmó en Telemetro Reporta que el nuevo Ministerio de Seguridad debe estar funcionando en 60 días, y aunque el ministro Mulino y el presidente Ricardo Martinelli están dando seguimiento directo a su organización, se mencionan 4 posibles ubicaciones: la antigua embajada de los Estados Unidos en la avenida Balboa, el antiguo comando naval en Amador, y estructuras en Clayton y en Howard.