20 de Oct de 2021

Nacional

Gobierno defiende democracia y libertad

“Nosotros no sólo practicamos y defendemos la democracia y la libertad; estamos organizando los actos que se llevan a cabo en el país y ...

“Nosotros no sólo practicamos y defendemos la democracia y la libertad; estamos organizando los actos que se llevan a cabo en el país y tratando de ordenarlos con una legislación, porque no vamos a permitir cierres de calles violentos”. Con estos argumentos, el vice ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, intentó explicar en Debate Abierto Dominical la razón de ser de la polémica “Ley del Carcelazo”, recientemente sancionada por el Ejecutivo a pesar del cuestionamiento de la mayor parte de los sectores y organizaciones del país.

Insistió en que era necesario crear disposiciones legales para evitar los cierres violentos de calles que tanto afectan a terceros. Aunque aceptó que se están tomando medidas más drásticas reiteró que es necesario, “porque no puede ser que la gente haga lo que le da la gana”.

La batalla verbal que se ha abierto entre el Gobierno y sectores de la sociedad civil, grupos sindicales e incluso organizaciones empresariales del país, está llegando a un punto en el cual estos últimos denuncian acciones de represión, además de elevados niveles de intolerancia para quienes se oponen a las medidas adoptadas por el Ejecutivo. A pesar de ello, Quijano insistió en que “no hay represión”, no obstante sostuvo que quizá los que se quejan han estado amparados siempre bajo un paraguas fiscal que les permitía obviar procesos de fiscalización requeridos, y de allí las denuncias.

Como suele ocurrir con la gran mayoría de los funcionarios que acuden a los medios de comunicación, apeló al 80% de aceptación que tiene el presidente Ricardo Martinelli según las últimas encuestas. Esa gran mayoría de panameños “está viendo que se toman medidas positivas”. El país sigue atrayendo inversión extranjera, como las multinacionales que se están alojando en Howard. “Si ellos vieran en Panamá un país donde impera la inseguridad jurídica no vendrían, pero vienen porque están viendo que nos estamos organizando como un país del primer mundo”.

“Tenemos que ser justos y correctos y lo más proactivos posible, y ser conscientes de que el Estado tiene una función. La intención no es acallar a nadie. Entiendo que hay adversidad con este artículo, pero no pretendemos acallar ninguna manifestación pacífica”, y recordó los hechos ocurridos con los miembros del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares de Panamá (SUNTRACS) hace varias semanas, por lo que reiteró que el Gobierno lo que busca es garantizar el ordenamiento social.