Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

Hotel de $40 MM paga $23 en impuesto

PANAMÁ. La sociedad Desarrollo Turístico Buenaventura se desligó el año pasado de uno de sus activos más importantes, las poco más de ci...

PANAMÁ. La sociedad Desarrollo Turístico Buenaventura se desligó el año pasado de uno de sus activos más importantes, las poco más de cinco hectáreas que ocupa el Hotel Bristol Buenaventura, en Farallón. La compradora fue The Bristol Resort, y pagó solamente $1, 100. 86.

Ambas sociedades son parte del grupo Verde Azul, donde figura el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino.

Aunque el precio llame la atención, tomando en cuenta que el hotel vale unos 40 millones de dólares, eso no es lo más sobresaliente.

Por la transferencia del terreno y sus mejoras se pagó ante la Dirección General de Ingresos, DGI, $23.12 en impuestos.

El notario Quinto Diomedes Edgardo Cerrud lo certifica en la escritura 20,904 del 6 de octubre de 2009, donde se pacta la transacción.

Cerrud da fe de que se pagaron los 23.12 dólares de acuerdo con lo que establece la Ley 106 de 1974.

El terreno en que se erige el resort de playa se vendió, según Iván Eskildsen gerente financiero del Grupo Verde Azul, por una cuestión de manejo administrativo. “Buenaventura se encarga del negocio de bienes raíces y The Bristol es la que maneja la operación hotelera”, por lo que el hotel debía pasar a la sociedad The Bristol.

En pocas palabras “era como poner dinero de un bolsillo al otro del mismo pantalón”, explica Eskildsen. ¿Porqué el mínimo valor? Los abogados de Verde Azul, Morgan y Morgan, dicen que se basaron en la Ley 6 de 2005, que les permite fijar como precio el valor original de la finca.

Sin embargo esa respuesta no aclaró algunas dudas sobre el cálculo de los impuestos. Si se toma en cuenta la Ley 106 de 1974, que cita el notario en la escritura, los pagos podrían estar en unos 2.4 millones de dólares.

Además en la escritura de la venta no se incluyeron las mejoras al terreno, es decir las edificaciones del hotel valoradas en 35 millones de dólares, de acuerdo a la información que le dio Verde Azul a la Autoridad de Turismo el año pasado.

Eskildsen asegura que los detalles del cálculo fiscal los manejan los abogados. “Prefiero que ellos respondan eso”, dijo.

La escritura tampoco aclara la extensión de la finca en venta, otro aspecto, según Eskildsen, que seguramente se obvió pues la transacción era entre dos partes de un mismo grupo.